La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Pirata
Mensajes: 320
Rango: Capitán Pirata

Ficha

La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Ragnheidr Grosdttir » Mar May 15, 2018 10:27 am

¡NO CABRÓN, NOOOOOO! — Una voz sobresale de entre las demás. Mucho ruido proviene de un pequeño chiringuito en la costa, cerca del puerto. Allí alguien de aspecto claramente distinguible alzaba sus brazos con fuerza, pareciera ser el mismo que levantaba esa voz ruda y seca. —¡Tú a mi no me mientes, puto enano de los cojones! — Golpeaba la mesa que tenía delante, reventando la misma en varios trozos. La bebida le caía por su frondosa barba rubia. Era un hombre colosal, de dos metros diez exactamente. Vestía una especie de capa roja muy magullada como única pieza de ropa superior, pues bajo aquella tela se dibujaban unos músculos extremadamente desarrollados, repleto de venas, además el sudor ayudaba a que la línea de estos se percibiera incluso fuera de lo normal, marcando más de lo que había realmente.

Pantalones negros igualmente roídos, zapatos negros, sin calcetines. Apenas cabía en la silla, así que igual por eso se mantenía recto como una fecha, de pie. —¿Queréis hacerme enfadar, hijos de mala madre? — Como era común en Rag, los improperios eran parte de su vocabulario, prácticamente en todas sus frases un insulto se escapaba, los decía sin pensarlo demasiado. — Podría machacaros con una mano, miserables insectos … — Gruñe cual animal herido. Su siguiente movimiento es el de llevar la jarra de la cerveza hasta sus fauces, terminando con la misma. Varios hilos de alcohol se precipitan por la comisura de los labios, llegando hasta el pecho, pero no se limpia, ni que fuera una mujer.

Acababa de llegar a la isla, no sabía donde estaba, pero lo primero que divisaron sus ojos era ese chiringuito en medio de la playa, algo alejado del puerto, así que no dudó en ir de inmediato.

Muerto
Mensajes: 116
Rango: Civil

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Katya » Mié May 16, 2018 10:03 pm

En el archipiélago de Conomi se levantaba un día soleado y ligeramente caluroso, aunque con varias ráfagas de viento, clima típico de las islas. Aunque concretamente nos centraremos solo en una de ellas, la que actualmente habitaba aquel humano, aunque casi gigante llamado Ragnheidr. Tenía la suerte de que además se encontraba justo en una de las islas cuya población suele ser la menos problemática: personas afables, trabajadoras y que viven felices dedicándose a la pesca y al cultivo. Eso significaba que por norma general son gente educada, y que no respondería ante las grandes faltas de respeto que estaba teniendo el rubio con los pobres civiles de la isla.

La zona alrededor de ellos se resumía en arena: una gran playa que llegaba hasta donde les alcanzaba la vista, llena de chiringuitos y varias personas tumbadas en la arena o bañándose en el mar. Los puestos y las pocas casas lejanas que se podían ver se notaban que eran de estructura humilde, construidos con madera y paja, así que obviamente, si el rubio continuaba con sus maneras tan agresivas de golpear la mesa igual podía cargarse el puesto entero. Las personas alrededor del enorme hombre se encontraban notablemente molestas, acostumbradas a personas sencillas, agradecidas y amables, se encontraban con casi un gigante con actitud muy intimidatoria. La mayoría de las personas que compartían espacio con él, pagaron sus cuentas y se alejaron rápidamente de la escena, haciendo que los dueños del chiringuito perdieran clientela y provocando aún más a estos. Había tres personas al mando de aquel puesto, dos camareros y el jefe, los tres lucían más o menos musculados, aunque nada comparado con la musculatura del rubio hostil. Los tres discutieron entre ellos durante unos pocos segundos, Ragnheidr no podría oír lo que dicen, pero si podría notar en sus caras la incomodidad que sienten. Dos de ellos, el jefe y uno de los camareros optaban por cerrar el puesto y dejar aquello allí para que no pasara ninguna tragedia, pero curiosamente, el tercero optaba por plantarle cara y hacer que el rubio se fuera de la playa. Finalmente, los otros dos cedieron un poco, concediéndole al camarero un intento de deshacerse de aquel hombre extraño.

Así, el tercer camarero salió de detrás de la barra y se colocó al lado derecho del rubio. — Perdone, señor, pero si va a continuar con esa actitud le voy a tener que pedir que se vaya. — Se dirigió a él con mucha educación, pero con mirada fija y el ceño fruncido, intentando mostrarse lo más firme posible. Es un hombre alto, de 1’95, moreno, delgado y el mas musculado de los tres, aunque claramente inferior al rubio.
SpoilerMostrar
Hola guapo ~ Pues a ver, lo básico, puedes elegir ser diplomático o todo lo contrario y empezar una pelea, ya cuando decidas te digo los staaaats y todo el rollo de siempre (?)
Imagen
CRONOLOGÍATALLERESTILO BÉLICO
♥♥♥Mostrar
Imagen

Pirata
Mensajes: 320
Rango: Capitán Pirata

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Ragnheidr Grosdttir » Mié May 16, 2018 10:51 pm

Gruñía, cabreado. El vikingo terminaba su segunda jarra, pues había pedido tres de las más grandes solo para él. Su pelo rubio, casi dorado, hondeaba con firmeza, la verdad es que tenía una cabellera digna de un ángel y parecía estar más cuidada de lo que realmente estaba. —¡Jiaaajiaajiaa! — Reía, con la jarra en su diestra, con la que golpearía la mesa al dejar caer el brazo. — Por fin un hombre con los pantalones bien puesto, eres un bastardo muy atrevido, ¡pequeño! — Rag, quién después de un intento por sentarse, se ponía de pie nuevamente, casi hacía sombra al camarero, estaba frente a él, unos dos metros los separaban. La cara del vikingo era la de un maldito psicópata que no podía dejar de sonreír con todo el rostro repleto de restos de alcohol.

También desprendía un gran olor al mismo. — No estoy aquí para matarte, solo quiero acabar mi bebida, pero no me provoques, ¡pequeñín! — Siempre, siempre que terminaba sus frases, debía soltar una pequeña puya, algunas veces insultaba de manera más agresiva, otras simplemente a base de diminutivos, su vocabulario no era muy amplio, pero el diccionario que utilizaba era bastante extenso en cuanto a insultos e improperios.

Lentamente, como si de una estatua romana gigante se tratase, se movilizaba, el rubio levantó ambos brazos, creciendo los músculos de manera desorbitada. Estaba haciendo una pose de culturista, de estas de brazos arqueados donde la posición es esencial para marcar mucho más. Verdaderamente grande para ser un humano común, muchos lo confundían con un semi gigante. — ¡JIAJIAJIAJIAJIAAAAAA! — Ríe, todavía a más potencia que antes, se desconocía si verdaderamente Rag era así o es que el calor le estaba trastornando. — Lo cierto es que no estás mal, camarero, eres un tipo grande en comparación al resto de mierdecillas. — Suspira con profundidad, bajando al unísono ambas extremidades. — Me gusta … — Relativamente lento, Rag saca un collar que está colgado en su cuello y besa el mismo tres veces. — Roylek no acepta escoria. — Mencionaba a uno de sus dioses, lo decía con una mirada intensa, muy intensa.

Muerto
Mensajes: 116
Rango: Civil

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Katya » Jue May 17, 2018 8:02 pm

El camarero, llamado Roy, escuchaba las palabras del vikingo con cierto recelo, mirándole con las cejas fruncidas y el rostro completamente serio, manteniéndose firme, aunque con cierto aire desconcertante pues no entendía a aquel hombre en absoluto. El rubio se ponía de pie, delante suya, viendo cómo le sacaba unos 20 centímetros tranquilamente, cosa de la que no se había dado cuenta el moreno mientras el vikingo estaba sentado. Sin embargo, el joven no parecía ser una persona que se intimida fácilmente.

El hombre soltó un poco de aire, como un pequeño suspiro, al escuchar al rubio decir que simplemente quería acabar con su bebida, le llamaba pequeñín pero el moreno parecía una persona bastante calmada, que podría soportar alguna puya sin alterarse, así que simplemente las pasaba por alto. — En ese caso no hay problema ninguno. — Concluyó, pues él no buscaba problemas, solo quería que el rubio terminara su bebida y se alejara del local, pues estaba alejando a su clientela habitual. Pero su serenidad se vio algo alterada cuando de repente el rubio, al terminar su bebida, empieza a adoptar poses extrañas y a reírse a un volumen bastante estruendoso. Hacía gestos y cosas que ninguno de los tres presentes entendía, como el hecho de sacarse un collar y besarlo, mientras mencionaba a un tal “Roylek”. Sin embargo, y aunque no entendieran el significado de estos gestos, se veía venir una especie de seriedad de parte del vikingo que hacía saltar las alertas del moreno ante un posible enfrentamiento. El joven sabía que físicamente, no tendría mucho que hacer contra aquel monstruo, pero aún así no parecía tener ningún ápice de miedo en su mirada. Por detrás, en la espalda, el moreno sacaba un cuchillo que tenía enganchado con su funda en el cinturón, no sabía si realmente el rubio iba a empezar una pelea allí mismo, pero por si acaso, tendría la mano ya preparada ante un posible ataque. — Le aconsejo que se vaya, ya que ya terminó con su bebida.
SpoilerMostrar
El chaval sería algo así, moreno, algo fuertote y alto, incluyo foto porque así te es mas fácil visualizarlo (?):

Imagen
Imagen
CRONOLOGÍATALLERESTILO BÉLICO
♥♥♥Mostrar
Imagen

Pirata
Mensajes: 320
Rango: Capitán Pirata

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Ragnheidr Grosdttir » Jue May 17, 2018 11:10 pm

Rag contempló como iba movilizando la mano hacia otro lugar, como preparándose, el camarero. Así que no espero ni un segundo más. Tomó con su diestra la jarra que estaba casi terminada y lanzó esta con toda la potencia que le permitía aquel portentoso cuerpo. Aquel objeto viajaba a tal velocidad que casi se rompe en el trayecto, para hacernos una idea de la potencia con la que avanzaba.

Sin embargo, eso no fue todo, el vikingo, consciente de que aquello no sería un gran ataque, empezó a correr tras el proyectil, realizó dos zancadas, pues sus piernas eran increíblemente largas y dos metros serían recorridos con suma facilidad, a decir verdad. Esa estrategia era habitual, soltar una distracción para terminar con el objetivo en el siguiente ataque o al menos, recortar distancias.

El cabello dorado se alborotaría, cayendo por todas partes, especialmente sobre los hombros del pirata, ya que la mayoría de pelos los sujetaron sus orejas. Pero no le impedía seguir avanzando y ver bien donde se dirigía. Intentaría literalmente placar al tipo, doblándolo en cuerpo, aquello era como un maldito cohete, partiéndolo por la mitad, si le acertaba.

Si aquella avalancha terminaba siendo fructífera y ambos terminaban en el suelo tras el placaje, Rag levantaría su brazo diestro y lo dejaría caer lo más fuerte posible sobre la boca del cuello de su enemigo, chafando el mismo o buscando algo similar.
SpoilerMostrar
Quisiera saber que hay a mi alrededor, mesas, objetos y etc si es posible

Muerto
Mensajes: 116
Rango: Civil

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Katya » Vie May 18, 2018 8:39 pm

El moreno esperaba con cierto nerviosismo un próximo ataque del rubio enfrente suya, imponente como una montaña. Se esperaba que se abalanzara sobre él, que le intentase dar un puñetazo, una patada, o algún ataque físico cualquiera. Y no estuvo del todo lejos en sus suposiciones, sino fuera porque antes de todo eso hizo una técnica de distracción, lanzando la jarra de cerveza hacia el suelo, provocando así una lluvia de cristales, pero sobre todo hacer que el moreno desviase la mirada.

Fue como un reflejo, ni si quiera se lo pensó, pero acabó distrayéndose con aquel vaso roto y antes de que pudiera darse cuenta, el rubio se le abalanzó encima, como él ya había podido pensar, pero no pudo haberse imaginado ese primer movimiento. Así, el rubio dio de lleno al moreno, placándolo sobre el suelo. El impacto del hombre contra el suelo, impulsado por todo el peso muerto que suponía el rubio le costó un par de costillas rotas. Podría haber aprovechado el abalance del rubio para apuñalarle con el cuchillo que escondía en la espalda, pero el haberse distraído le impidió llevar a cabo el movimiento completo. A cambio, lo único que tuvo tiempo de hacer fue sacar la mano con el cuchillo detrás de la espalda, pero el impacto del rubio le alcanzó rápido y al final su brazo derecho quedó extendido sobre el suelo, sin poder flexionar el codo por el cuerpo del rubio sobre el suyo.

Acto seguido, el vikingo intentó con el brazo darle un brutal golpe al moreno en el cuello. Consiguió que no le diese de lleno, girándose hacia el lado contrario ligeramente a tiempo, pero sabía que no iba a poder aguantar sus golpes mucho más, ¿sería ese su final? Estaba completamente inmovilizado y a merced del rubio.

Mientras tanto, el terror empezaba a inundar la playa, haciendo que gente cogiera sus cosas y saliese corriendo del lugar, a la vez que había otra gente curiosa que se quedaba mirando desde lejos como se desenvolvía aquel combate, pero había más personas que venían de las que se iban. A su vez, las otras dos personas que se habían quedado en el chiringuito gritaban pidiendo ayuda, con la esperanza de que algún valiente se acercase o la propia marina.
Imagen
CRONOLOGÍATALLERESTILO BÉLICO
♥♥♥Mostrar
Imagen

Pirata
Mensajes: 320
Rango: Capitán Pirata

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Ragnheidr Grosdttir » Vie May 18, 2018 9:00 pm

Liberó el aliento al momento de caer al suelo con el tipo en su poder. El choque contra el mismo fue poderoso, algo completamente intencionado, ya que Rag dejó caer el peso muerto a propósito para causar el mayor daño posible con el movimiento. — Pequeño enclenque, basura inmunda … — Susurraba encima del camarero, con la posición completamente ganada, sentado sobre su abdomen y el brazo diestro levantado a más no poder. El primer golpe es brutal, tan brutal que no sería de extrañar que los nudillos del pirata atravesaran el cráneo del débil hombre. Sin embargo, lejos de estar contento, los ojos, los gestos en su cara, la intención, incluso el aura que desprendía el vikingo, era aterrador. Golpe tras golpe, primero la derecha y luego la izquierda, todos los golpes directos a la misma parte de la cara, la frente y los ojos.

Alrededor la gente empezó a escapar, asustada. Otros venían, llamados por lo que estaba sucediendo, aquella era una isla más bien tranquila, los conflictos no eran especialmente comunes, así que se podían considerar una atracción mediática. Doce, trece, catorce … Ya empezaba a perder la cuenta de los puñetazos clavados sin miramiento alguno. Incluso alguno no ha acertado en el blanco, golpeando tan solo la arena y haciéndose algo de daño en los nudillos. Pero estaba excitado, tanto, que le daba igual el dolor. El sol y el sudor, ayudaban a que su cuerpo, aquel físico descomunal se viese más grande, más perfilado por el aceite natural, era una bestia …

Cesó de golpear. Suspiró, cansado. Tomó el collar que portaba en su cuello con las manos llenas de sangre, para sorpresa de todos, empezó a practicar algo similar al rezo de los cristianos, pero en un idioma extranjero que nadie comprendería. Después, al terminar su charla, besó la magullada frente del ya cadáver y se levantó, firme.

Muerto
Mensajes: 116
Rango: Civil

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Katya » Vie May 18, 2018 10:05 pm

Ragnheidr, en completa ventaja en comparación con el camarero, se mantenía encima de él. El valiente camarero veía su final, pues a pesar de haber conseguido esquivar el primer golpe, sabía que no iba a poder dar más de sí. Se mostró en una extraña paz cuando el primer puñetazo impactó contra su cara. Al segundo ya estaba muerto, pero, sin embargo, el vikingo continuó con su trabajo, alargando aquel proceso mucho más de lo necesario, gastando energía inútilmente, pero pasándoselo aparentemente bien.

El esfuerzo, sumado al calor hacía que el vikingo se fuera cansando, pues el clima era bastante agradable y neutro si se estaba quieto y en paz, pero si se estaba haciendo ejercicio físico, se empezaba a notar los rayos con más fiereza que antes. Mientras tanto, las personas que antes miraban con curiosidad ahora gritaban aterrados ante tal sádico espectáculo. La arena se llenó de sangre, al igual que los puños y un poco del pecho de Ragnheidr por la sangre que salió disparada del joven. Mientras el vikingo estaba en su trabajo asesino, el otro camarero y su jefe cerraron el local y salieron corriendo de la escena, pues ya habían conseguido su objetivo: la Marina venía de camino.

Al encontrarse cerca de uno de los puertos, la Marina siempre solía estar cerca de allí, y no tardaron en alertarse de la situación gracias a la aglomeración de la gente y a sus gritos. Así que a los pocos minutos de que Ragnheidr se levantase del suelo, un grupo de cinco marines se acercaba a la playa. Dos de ellos se adelantaron a los otros tres, y con una pistola cada uno apuntaron al vikingo. El pulso les temblaba, se habían quedado patidifusos ante tal horrible espectáculo y a pesar de intentar mostrarse firmes, pues no dejaban de ser marines, en su interior temblaban y aquel rubio les infundía terror. Uno de ellos habló. — ¡Las manos en alto! ¡Ya! — Incluso la voz le bailaba en la lengua, aquel vikingo había conseguido infundir el caos en una isla para nada acostumbrada a aquel tipo de situaciones, así que simplemente por necesidad, la Marina de allí no era demasiado imponente pues no solían darse situaciones problemáticas casi nunca. Aquello les pillaba con los pantalones bajados.
SpoilerMostrar
LOS STATS!

Salud intacta, sin embargo energía: 83 – 30 = 53, la he disminuido tanto ya que todos tus golpes son brutales y das muchos más de los necesarios, sumado a la calor que empieza a afectarte.
Imagen
CRONOLOGÍATALLERESTILO BÉLICO
♥♥♥Mostrar
Imagen

Pirata
Mensajes: 320
Rango: Capitán Pirata

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Ragnheidr Grosdttir » Vie May 18, 2018 10:23 pm

Jadeaba, jadeaba cual cazador después de perseguir a su presa durante mucho trayecto, jadeaba de lo cansado que estaba, pero feliz manteniendo la figura de su collar entre las manos, como el que ha terminado bien un trabajo. Aquel hombre serviría como tributo a su dios de la muerte, cada cierto día, unos tres o cuatro, el vikingo debía ofrecerle un sacrificio, este podía ser cualquier tipo de vida, pero la de una persona valía más, era más … Importante, de ahí su felicidad. El sudor se precipitaba cual río por su rostro, estaba sudando mucho, quizás demasiado, era un hombre muy en forma, estaba acostumbrado a sudar mucho a cansarse, al ejercicio intenso, ¿por qué estaba tan fatigado tan rápido? Solo dios sabe.

Se levantó al fin. Para cuando ojeó a su alrededor, varios marines habían llegado, lo esperado, pues llamar la atención de aquella manera tenía un solo propósito, que el gobierno apareciera. — ¡HIJOS DE PUTAAAAA! — Levantó la voz. Sus palabras acabaron con una medio sonrisa y unos ojos clavados en un marine en particular, el que estaba más a su derecha, casualmente por donde pretendía escapar. — ¡JIAJIAJIAJIAJIAJIAAAAAAA! — Ante su risa maquiavélica, el vikingo no dudó en salir corriendo hacia ese chaval, no sin antes golpear el terreno con su pie y levantar así una nube de polvo. Asumió de esta manera que algún disparo le caería, pero daba absolutamente igual.

Como el animal que era intentó tomar la cabeza de aquel pequeño marine asustadizo con su diestra, levantarlo del suelo y lanzarlo hacia los otros, para después salir corriendo.

Muerto
Mensajes: 116
Rango: Civil

Ficha

Re: La leyenda de un pirata cualquiera [Presente]

Mensajepor Katya » Sab May 19, 2018 1:07 am

Los cinco marines en frente del vikingo se mantenían firmes en sus posiciones, mirando con cierto miedo al, para ellos, gigante. En cierto sentido, con aquellos dos que se adelantaron apuntándole cada uno con su pistola tendrían la situación bajo control, ¿no? Los otros tres marines, desde unos cinco incluso seis metros más atrás, mantenían sus manos en el arma, aunque sin sacarla de sus fundas e intentaban despejar la zona echando a los civiles de allí. — ¡Todo el mundo fuera! — Ordenaban, con intención de hacer que no hubiera más víctimas, sin embargo, la gente hacía caso a medias siempre.

Se notaba que aquellos marines eran más bien novatos, simplemente con una mirada se podría ver lo nerviosos y miedosos que estaban ante aquella presencia, y más aún cuando éste empezó a gritar como un maníaco. Pero de momento estaba quieto, que era lo que los marines querían hasta que llegase alguien superior y se lo llevase esposado, una espera que parecía eterna. Efectivamente, demasiado estaban tardando los refuerzos, pues el rubio salió disparado hacia su derecha, justo a la posición de uno de los dos marines que estaban adelantados. Pero antes de eso, levantó una nube de polvo en su primera pisada contra la arena, haciendo que los dos marines no vieran lo que se les venía encima. No solo no se esperaban que el vikingo saliera corriendo tan de repente, sino que encima no podían ver nada. El marine de la izquierda disparó un par de veces a la nublina de arena, pero entre que su pulso no dejaba de temblar y que no veía nada, fue como disparar con los ojos cerrados.

Ragnheidr entonces, agarró al marine de la derecha de la cabeza con una sola mano, levantándolo unos centímetros en el aire, pero rápidamente volviendo a soltarlo al lanzarlo en dirección de los demás marines en un movimiento rápido, como si se tratase de un objeto. El marine era delgaducho, lo que facilitó aún más su lanzamiento. El marine atacado cae de lleno sobre el marine que estaba a la izquierda, el que disparó un par de veces, y no mató a su propio compañero de milagro, pero ambos cayeron a la arena rápidamente. Mientras tanto, los otros tres marines que estaban distraídos echando al público de allí, llevaron sus manos a sus respectivas armas y buscaron al rubio con la mirada, pero si querían verlo tendrían que esperar a que el polvo se disipara un poco más.

Mientras tanto, Ragnheidr huía, cumpliendo su plan tal y como lo había planeado.
SpoilerMostrar
En caso de que decidas que alguna de las balas te impacta, ya te restaré la salud y el sangrado de la bala, dependiendo de la zona que elijas, ten cuidao (?)
Imagen
CRONOLOGÍATALLERESTILO BÉLICO
♥♥♥Mostrar
Imagen


Volver a “Islas Conomi”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado