War Machine II [Aventura Rango 3]

Revolucionario
Mensajes: 204
Rango: Sargento

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Sohem » Lun Jun 04, 2018 3:59 pm

Y tal parecía, aquel hombre del cual desconocía su nombre, aceptó mi invitación a tener un duelo formal de el uno contra el otro. Se acercó despacio hacia mi, con su arma en la mano, hasta estar a una distancia de tres metros el uno del otro, parando unos segundos antes de iniciar su ataque.
Mantuve la postura en todo momento, fijándome en el avance de sus pies y en la posición de sus hombros y sus manos, para intentar advertir el golpe antes de que se diera. Era interesante observar su tipo de arma, distinta a todas las katanas de Kano, con esa extraña forma de doble filo y la rectitud de su hoja, con una guardia tan peculiar antes del mango. Desde mi posición, con la mano derecha reposando sobre la vaina de la katana -en una posición marcial- y el brazo izquierdo cruzado frente a mi cara, tenia una ventaja para con los ataques ascendentes., ya que mi bíceps estaba frente a mi rostro, el antebrazo sobre mi oreja derecha y la mano tras esta, empuñando la katana con el filo a mi espalda, dispuesta a realizar tajos descendentes. Y para mi suerte, ese fue el movimiento elegido por mi rival, quien era diestro y atacó desde su flanco izquierdo -mi derecha- en un tajo diagonal ascendente, hacia mi hombro izquierdo, buscando seccionar mi pecho y mi vientre en esa trayectoria.
Mi respuesta fue una contestación pareja, ya que desde mi postura, sólo tuve que hacer retroceder el pie izquierdo que estaba previamente adelantado, y bajar la katana describiendo un arco contrario al movimiento de mi contrincante, haciendo que nuestras espadas se chocasen a la mitad del desplazamiento de las mismas, recibiendo la ventaja debido a superar en fuerza aparentemente a mi contrincante, haciendo que su espada se desviase hacia la trayectoria por la que había venido, para acto seguido, estirar el brazo hacia delante clavando la punta y el consiguiente filo de la katana en el pecho de mi contrincante, justo debajo del esternón.
Durante esa franja de tiempo, una cuestión de un segundo o dos, miré a los ojos a mi oponente, y llevé la mano derecha al mango de mi katana, y tiré fuertemente de ella hacia la izquierda dando un paso en esa misma dirección, buscando realizar desde dentro de su pecho un tajo horizontal que le cercenase el torso.
Mmh... – gruñí ligeramente tras mi ataque y sacudí la katana en un enérgico y único movimiento para eliminar la sangre que chorrearía de la misma, sacando un trapo de entre mis ropas para limpiar el filo antes de envainar, mirando hacia el cuerpo de mi contrincante.
Info CombateMostrar
El choque de nuestras espadas, según la guía, está basado en el atributo fuerza y está a mi favor
  • Es muy frecuente que durante un combate se empleé un ataque para contrarrestar otro ataque. Bien, en estos casos y sólo si se trata de golpes físicos directos, se tendrá en cuenta el atributo Fuerza de ambos contendientes, y aquél con mayor número será el vencedor, impactando el daño de su ataque en la parte que intentaba contrarrestar el golpe
Dado que te supero por 11 puntos en Fuerza, igualmente, según la guía, en el apartado de diferencias de atributos dice lo siguiente:
  • Diferencia mediana. En condiciones normales, vencer a tu oponente utilizando este atributo será una tarea realmente difícil.
Así pues deduzco que mi golpe con la katana basta para desplazar la del soldado hacia abajo y revertir su desplazamiento.
El siguiente movimiento es simplemente estirar el brazo para avanzar la katana hacia delante y perforar el pecho.
Seguidamente, tras perforar, doy un paso hacia la izquierda cogiendo la katana con las dos manos y tirando de ella horizontalmente para realizar un corte en ese mismo sentido, desde el interior del pecho de mi adversario.

Deduzco que mi ataque tiene éxito ya que supero en fuerza a mi contrincante, y en destreza también, para realizar los movimientos de mis brazos con la velocidad y agilidad pertinente.
Por lo cual, mi ataque perforante ejecuta un daño de 20ps +9ps por superar los atributos exigidos y produce un efecto de menos 50 Puntos de Salud y 30 Puntos de Energía por sangrado
Eso sumado al siguiente tajo, el horizontal, que busca cortar desde el esternón hasta la axila, partiendo prácticamente en dos al contrincante, que serían otros 20ps + 9ps por superar los atributos exigidos.
Al producirse 29+29 y los consiguientes 50 por el sangrado inmediato del mismo, son 108ps.

El personaje tiene 95ps, 10Voluntad y 25Constitución, por lo que al pasar esos 95ps totales, entra en estado de derrotado, llegando a estar a -13ps con mi ataque. Al estar en esos -13 supera el límite que permite su voluntad (-10) para mantenerse consciente, y debería desmayarse.
Si no recibe atención médica en el siguiente turno, pasaría a estar a -63 por el sangrado, superando así el límite que permite su constitución (-25) y moriría.
(Según lo leído en las guías)
Imagen
CRONOLOGÍAESTILO BÉLICO
– Narro – HabloPienso

Pirata
Mensajes: 82
Rango:

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Elizabeth » Lun Jun 04, 2018 6:05 pm

El jefe de los soldados, cuya intención inicial era probar a su adversario, se quedó con los ojos abiertos de par en par cuando vio no solo que su ataque había sido fallido, sino que el contraataque iba a acabar con él. Al sentir su espada chocar con la de Sohem y ver que este le superaba en fuerza hizo un amago de redirigir su espada para continuar con el ataque, pero antes de que pudiera hacer nada ya tenía la katana de Sohem clavada. Mientras le miraba fijamente a los ojos cambió de plan mentalmente de manera rápida e intentó dar un paso atrás para desclavársela, sin embargo, de nuevo Sohem se adelantó y deslizó su arma a uno de los lados causándole un corte bastante grave. El hombre en seguida perdió el conocimiento. Sus ojos se cerraron casi al mismo tiempo que su iris se desplazaba hacia arriba dejando la esclerótica en blanco. Un segundo después se desplomó al suelo uniéndose a sus subordinados.

En estos segundos en los que transcurría la acción, el pistolero, supuestamente muerto bajo el carro, se asomó por la parte delantera arrastrándose de malas maneras con la mano izquierda y apuntando con su pistola con la derecha. Nada más caer el cuerpo de su jefe al suelo y tener a Sohem a tiro, disparó contra el centro de su pecho. El hombre estaba herido y sangrando, pero aún tenía fuerzas para ejecutar el disparo. Jaffar, al ver que se asomaba, se gachó rápidamente para colarse de nuevo bajo el carro y terminar con su tarea, aunque fue demasiado tarde y no pudo evitar el disparo. No había pasado ni un segundo de este, pero Jaffar ya estaba bajo el carro cortando por lo sano (nunca mejor dicho) al degollar al tirador.

Mientras tanto, el último soldado que quedaba permaneció inmóvil y obediente observando toda la escena con una mueca de terror y preocupación en el rostro. No parecía demasiado involucrado con su causa, sino más bien temeroso por su vida. Tampoco parecía que le preocupasen demasiado sus compañeros, a los que seguramente casi no conocería más allá del ámbito profesional. Su única opción era obedecer, y eso fue lo que hizo.
SpoilerMostrar
La velocidad de la bala es de 50, así que de la misma manera que antes no te daría tiempo a esquivarla, pero sí de defenderte con tu arma por tu destreza.
Imagen
Imagen

Revolucionario
Mensajes: 204
Rango: Sargento

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Sohem » Lun Jun 04, 2018 8:56 pm

Limpiando la katana con el trapo, escuchando el brotar de la sangre del enemigo recién abatido y el sepulcral silencio del lugar tras su caída, pude percibir frente a mi, bajo el carro, el ruido y los sonidos del pistolero que Jaffar debió haber matado cargando su revolver percutiendo el martillo hacia atrás y disparando.
Si no hubiera sido por los reflejos que tenía y que había entrenado desde hacía tantísimo tiempo, no sabía que podría haber pasado en ese momento, pero por suerte pude mover la katana a tiempo para desviar la bala y que no me impactase, pudiendo terminar el encuentro aparentemente sin heridas, ni yo ni mis compañeros, aunque habría que ver si la sangre de las ropas de Jaffar era en su totalidad de sus rivales, y no suya, quien por cierto nada más sonar el disparo se metió de nuevo bajo el carro para finalizar lo que hubo de haber dejado hecho antes.

Cuando salió, y tras un rápido vistazo en general comprobando que todos estaban muertos excepto el soldado que había decidido rendirse, envainé la katana ya limpia, mirando a Jaffar.
Gracias Jaffar-san ¿algo de toda esa sangre es tuya? ¿estás herido? – pregunté, comenzando a dirigirme hacia el soldado rendido, haciendo un gesto con la mano a Takumi para que se acercase a nosotros, pues la batalla había terminado, parando cuando quedé a un metro escaso de él.
Desvistete y deja tu uniforme doblado y ordenado sobre tierra sin manchas de sangre, a tu izquierda – ordené a aquel hombre, mirándole – Puedes conservar tu ropa interior – añadí, por si las dudas afloraban. Quería su uniforme, no su honor y su vergüenza – Si obedeces, podrás vivir – dije con determinación, siendo completamente sincero con él. No iba a matar a un hombre rendido, desnudo y humillado a sangre fría sin un enfrentamiento justo, así que, aparte de no mentir con mis palabras, podía estar tranquilo respecto a eso.

¿Puedes encargarte de llevar los cadáveres a esos arbustos, Jaffar-san? – dije, preguntando a Jaffar dado que él era el único con la ropa manchada de sangre y no debería importarle mucho mancharse más – Cuando nuestro amigo acabe de desvestirse seguro que te ayuda encantado – añadí, mirando al soldado con una ligera sonrisa amable, esperando que cooperara con Jaffar para cargar los cadáveres dentro del carromato.
Cuando Takumi llegase y los cadáveres estuvieran dentro del carro, procederíamos con la siguiente parte del plan, que no sería otra que emprender rumbo hacia el campamento enemigo para cumplir nuestra misión.
Imagen
CRONOLOGÍAESTILO BÉLICO
– Narro – HabloPienso

Pirata
Mensajes: 82
Rango:

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Elizabeth » Mar Jun 05, 2018 1:56 pm

El disparo no impactó en su objetivo y el tirador acabó por desangrarse en cuestión de segundos cuando la daga de Jaffar le cercenó el cuello. Salió de debajo del carro más manchado aún que antes, aunque no parecía importarle. Cuando Sohem le preguntó si estaba herido le respondió negando con la cabeza. —Tranquilo, estoy bien —dijo tras parar de menear la cabeza. Takumi, al ver gesto de Sohem, caminó hacia sus compañeros a paso ligero para encontrarse junto a ellos cuanto antes.

Por su parte, el soldado que quedaba no parecía tener ánimos de desobedecer. Se comenzó a quitar el uniforme, tal y como le indicó Sohem, para dejarlo doblado en el suelo, a su izquierda. Mientras lo hacía miraba receloso a los dos hombres, como esperando que en cualquier momento le hicieran lo mismo que a sus compañeros. Takumi llegó hasta el grupo mientras se colocaba el arco a la espalda junto al carcaj repleto de flechas. No dijo nada, pero se le notaba en el rostro que estaba orgullosa del trabajo en equipo y de los resultados obtenidos. Mientras tanto, Jaffar comenzó a arrastrar los cuerpos sin vida del suelo hasta los arbustos mencionados. Ya llevaba dos escondidos cuando el soldado terminó de desvestirse y se unió a él. Agarró el cuerpo del jefe por las axilas, el que estaba más cerca de su posición, y le arrastró hacia el mismo lugar en el que Jaffar estaba apilando al resto de soldados. No les quitaba la vista de encima a ninguno de los tres, aunque, en el caso de que quisieran acabar con él, no podría hacer nada para evitarlo, desnudo y desarmado como se encontraba.

Tardaron unos minutos, los cuerpos pesaban bastante y aún chorreaban sangre; resultaba engorroso tener que subir al vehículo todos ellos. El soldado, tal y como prometió Sohem, no fue dañado y permaneció con vida, aunque desnudo. Una vez los cadáveres ocultos y el uniforme del soldado en el suelo, tanto Jaffar como Takumi miraron a Sohem esperando nuevas órdenes.
Imagen
Imagen

Revolucionario
Mensajes: 204
Rango: Sargento

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Sohem » Jue Jun 07, 2018 5:30 pm

Todo aconteció tal cual esperaba, el soldado se desvistió, Takumi llegó y Jaffar guardó los cadáveres en el carro ayudado por el soldado, ahora semidesnudo. Cuando hubieron terminado, señalé con la mano al carromato mirando a Takumi – ¿Podrías coger una de las sogas del carro y atar de pies y manos a nuestro nuevo amigo? Amordaza su boca también con una tela, pero no seas ruda, por favor, y cuando acabes átalo a los arbusto donde están sus compañeros – dije, solicitando a mi acompañante femenina que por favor redujera la capacidad de movimiento y libre albedrío de aquel sujeto, para evitar que huyese y solicitara refuerzos de alguna forma o revelara nuestras posiciones o rostros y dificultara nuestra misión.
Seguidamente señalé con la mano el uniforme en el suelo, mirando a Jaffar – Por favor, cámbiate y ponte ese uniforme – le indiqué con educación – Estás lleno de sangre y despertarías muchas sorpresas llegando así al campamento – añadí – Por eso te he pedido a ti que guardaras los cadáveres, dado que eras el único que estaba cubierto de sangre, e ibas a poder cambiarte después, perdóname – dije, inclinando ligeramente la cabeza a modo de disculpas, y miré en la dirección de la que provenía el carro determinando que no hubiera ninguna guardia siguiendo el cargamento, seguidamente mirando en la dirección en la que tenía que ir, comprobando que nadie venía a su encuentro, mientras mis compañeros realizaban las tareas que les había encomendado.

Cuando hubieran terminado de realizar dichas tareas, estando a un par de metros alejado del carro y hablando con voz baja, para evitar que el rehén entre los arbustos pudiera obtener algo de información por nuestra parte, tras un breve gesto con la mano para que se aproximaran a mi, empecé a hablar.
Gran trabajo ambos. – comencé – Takumi-san, eres una tiradora excelente, rápida, certera y eficaz, gracias por cubrirnos con tal precisión, te debemos mucho. – dije mirando a la arquera, con una ligera sonrisa en el rostro, cambiando al momento hacia Jaffar, el pícaro – Igualmente para tí, Jaffar-san, si no te hubieras infiltrado con éxito no habríamos podido desbaratar su formación desde dentro... ¡y gran trabajo bajo el carro! – dije mirando ahora al vagabundo, con otra sonrisa y apoyando mis manos en los hombros de los dos – Creo que formaríais un excelente equipo de ahora en adelante. Kano tiene suerte de teneros – añadí, palmeando los hombros de ambos que tenía sujetos.
Bien, dejando esto para después, procederé a contaros el resto del plan, y saber vuestras opiniones al respecto – alegué, soltando sus hombros – Jaffar-san conducirá el carro hacia el campamento enemigo, y me presentará como un prisionero capturado. Alegará que un grupo grande asaltó el cargamento de camino hacia acá, y que él ha sido el único superviviente al mantenerse disparando dentro del carro, hiriéndome en la pierna y tomándome como prisionero – agregué, cogiendo con los dedos sangre del suelo y manchando mi rodilla derecha a borbotones para que la sangre escurriese por la tibia – ¿De acuerdo? Llevaré falsamente amarradas las manos a la espalda, y la katana estará en el carro – añadí – Takumi-san viajará oculta atrás, y metros antes de ser visibles por el campamento se le dará la señal para ir a esconderse a las proximidades, para tener a ojo el carromato. – dije ahora mirando a la arquera – Llegaremos prácticamente en el atardecer, así que procura que no te vean, escóndete y ten el carro a tiro – añadí fijo en sus pupilas – Jaffar-san dejará el carromato en el centro del campamento, cogerá mi katana y me llevará a mi hacia el general del campamento, diciendo que lo hará personalmente para ganarse el ascenso, o algo por el estilo... Y cuando nos hayamos alejado lo suficiente, será cuando Takumi-san abrirá fuego y destruirá el carro, haciendo reventar los explosivos y provocando el caos en el campamento. – dije, dando por finalizado el tema casi en su totalidad, habiendo expuesto prácticamente en su totalidad el plan que había pensado – Jaffar-san y yo nos abriremos paso por el campamento hasta encontrar al líder de este repulsivo ejército y le pondré fin a su vida en un duelo justo de uno contra uno por la libertad de Kano – finalicé, cruzándome de brazos, esperando las respuestas de mis compañeros, quienes si no tenían nada que agregar procederían a continuar con el plan.
Imagen
CRONOLOGÍAESTILO BÉLICO
– Narro – HabloPienso

Pirata
Mensajes: 82
Rango:

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Elizabeth » Lun Jun 11, 2018 8:56 pm

Takumi asintió enérgicamente tras las órdenes de Sohem y fue hacia el carro para coger un par de sogas y una mordaza. Mientras Jaffar recibía más instrucciones, la arquera escoltó al prisionero y comenzó a atarlo. El soldado no opuso resistencia, aun así, Takumi estaba alerta. Le amordazó de manera no demasiado brusca, pero sí con firmeza, de manera que las ataduras no le provocasen dolor, pero fueran resistentes. Jaffar, antes de cambiarse la ropa, asintió levemente a Sohem para darle a entender que no debía disculparse. —No te preocupes, estoy de acuerdo en que yo era el más idóneo para esconder los cuerpos —dijo justo antes de desvestirse para ponerse el uniforme limpio. Había partes de su cuerpo salpicadas por la sangre, así que utilizó el uniforme manchado para limpiárselas y no volver a ensuciar el nuevo.

Cuando acabaron con sus tareas, hablaron en voz baja sobre sus próximos movimientos. Ambos miembros del equipo valoraron las palabras de Sohem. Takumi sonrió ampliamente al escuchar los halagos, Jaffar agachó la mirada humildemente, aunque también con una sonrisa. Tras esto, los dos escucharon atentamente el plan. Ninguno se mostró contrario, aunque sí recelosos. —Me gusta el plan. Si llevamos cuidado y lo seguimos rigurosamente es bastante probable que tengamos éxito —dijo Takumi emocionada y motivada. Jaffar, por su parte, aunque también estaba a favor del plan, se mostraba algo más preocupado. —Creo que podremos hacerlo y no temo por mi vida, pero no todos son san honorables como tú Sohem-san. Esperemos que con el caos puedas tener tu duelo individual contra el líder y no tenga refuerzos para apoyarle.

Dicho esto, el grupo se preparó para partir. Takumi se escondió en la parte trasera, con la katana de Sohem. Jaffar se sentó en el asiento del conductor, con el uniforme daba completamente el pego como soldado, y cuando Sohem se sentó a su lado con las manos previamente mal atadas, cogió las riendas e hizo avanzar el carro hacia el campamento enemigo.

Tras varias horas de viaje en el carro robado, comenzó a atardecer. El sol emitía una luz anaranjada mientras, cada minuto, se iba ocultando un poco más. La mezcla de colores en el cielo llamaba la atención, naranja, amarillo, azul celeste, y oscuro, aunque resultaría más impresionante de no ser por los nubarrones que se arremolinaban amenazando con llover. Ya casi se encontraban en el campamento cuando unas primeras gotas comenzaron a caer sin fuerza, aunque, progresivamente, irían ganando intensidad. De momento casi nada del campamento era visible, tan solo una muralla de madera improvisada con dos entradas, una a cada lado del cerco de madera. Takumi, obedeciendo las órdenes de Sohem, bajó de la parte trasera de un salto antes de que los enemigos pudieran avistarla y se ocultó tras unos matorrales. En el suelo no había demasiada vegetación, por lo que, debido a la lluvia, comenzó a formarse una espesa capa de barro.

El carro continuó avanzando hasta llegar a la puerta principal, donde un par de soldados lo pararon alternando la mirada entre Jaffar y Sohem. El primero se adelantó y habló con total seguridad. —Traigo el carro desde el otro campamento, hemos sido asaltados por un grna grupo, y solo he quedado yo y este hombre, que por suerte he podido reducirlo. Quiero llevarlo ante el jefe —su expresión era seria. Los guardias se miraron al mismo tiempo durante unos segundos, pero no dudaron demasiado. Abrieron la puerta y se hicieron a un lado al mismo tiempo que uno de ellos hacía gestos con la mano a otro del interior para que se acercase. —Escolta a estos dos hasta Akira —le ordenó.

El soldado asintió y caminó junto al carro para adentrarse en el campamento hasta llegar aproximadamente al centro, donde dejaron aparcado el carromato. Jaffar se aseguró de coger la katana de Sohem, tras lo cual le agarró por el brazo para simular que le escoltaba hacia donde el líder. Algunos de los soldados miraban a Sohem de manera desafiante, incluido el soldado que les acompañaba. Caminaron hacia una tienda mayor que las demás, el hombre apartó la tela de la puerta y les hizo un gesto para indicarles que entrasen. En el interior había cuatro soldados, dos en la entrada y otros dos hablando con un hombre de complexión atlética y una coleta alta. Todos ellos se giraron para mirarles en silencio, esperando una explicación. —Señor, le traigo un prisionero —dijo Jaffar de manera escueta esperando escuchar un estallido y no tener que explicarse más.
Imagen
Imagen

Revolucionario
Mensajes: 204
Rango: Sargento

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Sohem » Mar Jun 12, 2018 10:20 pm

https://www.youtube.com/watch?v=ysyrIloU8Hg MÚSICA AMBIENTE
Por suerte todo parecía seguir el camino predicho y predestinado, entrando Takumi al carro, llevándome Jaffar como prisionero hasta las puertas del campamento -que previamente días atrás yo mismo había explorado resguardado protegido por la oscuridad de la noche- mientras el atardecer se cernía sobre nosotros y una ligera y tímida lluvia caía sobre nosotros, dando augurio de algo más notorio no tardando mucho, presagiando una noche de lluvia y tormenta.
Cuando estuvimos próximos al lugar, pero lo suficientemente lejos como para que Takumi se alejase y obtuviese una posición prometedora, esta se bajó del carro y emprendió su camino en sigilo y soledad para colocarse en una altura ventajosa desde la que poder disparar hacia el carro explotando los explosivos que allí se transportaban. Confiaba en que lo lograse, pues la misión requeriría de su éxito para poder completarse.

Pocos metros más hacia delante, nos dieron el alto a la entrada del campamento, donde Jaffar tomó la delantera de la conversación y habló con los soldados allí presentes para explicar quién era yo, y porqué me llevaba con él.
Los soldados no parecieron poner ninguna traba y dejaron pasar a Jaffar con el cargamento, quien condujo a los caballos hacia el centro del mismo escoltado por uno de los soldados de la puerta, y bajó del carro cogiendo mi espada, y agarrándome a mi del brazo para bajarme a su lado y emprender la marcha.
Fingía cojear con la pierna que había manchado de sangre, y caminaba a trompicones detrás de Jaffar observando el campamento mientras era bañado por la lluvia que caía sobre nosotros. Miraba a los soldados que me devolvían frías miradas de odio y con chulesca perspectiva, desafiantes y arrogantes en todo su esplendor, pero no perdía los nervios debido a mi carácter forjado con el temple de la disciplina y la constancia. Además, toda esa escoria mercenaria ardería a manos del caos que habíamos introducido en su propio campamento cuando la flecha de Takumi asolase el cargamento.

Continuamos caminando escoltados por el mismo soldado hasta llegar a una tienda, de la cual apartó unas telas para dejarnos pasar, y nos encontramos al llegar a la misma a cuatro hombres, dos en la entrada y otros dos hablando con un quinto hombre, delgado, atlético y con una cola de caballo similar a la mía, quien parecía ser el líder.
Jaffar habló y yo caí de rodillas a su lado, con las manos a la espalda. Comunicó que yo era su prisionero, y nada más, seguramente esperando la señal de Takumi, la cual debería estar detonando en este mismo instante el contenido del carro, con una de sus flechas explosivas o ígneas para garantizarse el resultado. La pólvora y los explosivos estarían seguros y mojados pese a las pequeñas gotas que estaban empezando a caer sobre nosotros, pues estaban protegidos por la lona del carromato.

En cuanto la explosión se diese, esperaría a ver cómo reaccionarían todos, cuántos se irían y cuántos quedarían aquí, y sobre todo, qué haría Jaffar para apoyarme en esta situación, pues contando al soldado de fuera, eran cinco contra dos, y estabamos en una clara desventaja pues su número podría crecer exponencialmente en cualquier momento.
InfoMostrar
Me gustaría que Takumi gastase su flecha de fuego para hacer detonar el carro.
Imagen
CRONOLOGÍAESTILO BÉLICO
– Narro – HabloPienso

Pirata
Mensajes: 82
Rango:

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Elizabeth » Mié Jun 13, 2018 7:09 pm

El jefe miró de arriba abajo a Sohem con una expresión neutra en el rostro, no mostraba desprecio, pero tampoco interés. Daba la impresión de que trataba de evaluarle. Los dos soldados de la puerta apenas les prestaban atención, mantenían la vista fija al frente tal y como seguramente les habían enseñado. Los otros dos soldados junto al jefe sí que les miraban, aunque de manera general, sin escrutarles demasiado, no parecían importarles los dos extraños. El jefe abrió la boca para pedir más explicaciones, aunque no pudo completar su frase. —¿Qué ha…? —una fuerte explosión acompañada de un fogonazo rojizo le interrumpió.

Desde el interior de la tienda no se veía qué ocurría en el exterior, pero los soldados actuaron con rapidez. Los de la puerta se asomaron y dejaron ver el panorama. Una gran hoguera en el centro del campamento había desatado el caos. Los soldados corrían de un lado a otro, unos para alejarse del lugar de la explosión, otros intentaban buscar la manera de sofocar el incendio que se acababa de producir, y otros ayudaban a los compañeros heridos. Lo único que se escuchaba tras la explosión eran las voces de los soldados tanto dando órdenes como gritando de dolor o preocupación.

Continuaba lloviendo, aunque no lo suficiente para extinguir el fuego, que se iba propagando por el campamento entre las tiendas de campaña. El suelo era una gran mancha de barro llena cada vez de más huellas y algunos restos de sangre. Los camales de los pantalones de los soldados estaban empapados. Los dos de la puerta salieron sin dudar para ofrecer su ayuda, al igual que los otros que estaban junto al jefe, que se quedó a solas con Jaffar y Sohem. El hombre estaba tenso, aunque como buen líder tomó una rápida decisión. Desenvainó su katana y miró a Jaffar. —Quédate aquí con el prisionero hasta que averigüemos qué ha ocurrido y todo se haya calmado —le dijo avanzando para dirigirse hacia la salida.
Imagen
Imagen

Revolucionario
Mensajes: 204
Rango: Sargento

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Sohem » Mié Jun 13, 2018 9:20 pm

La explosión no tardó en darse y el caos se desató en el campamento como habíamos planeado. Takumi habría tenido éxito con su flecha y el carromato habría explotado. Teniendo en cuenta que llevaban suficiente carga como para querer estallar parte del muro y así abrir un boquete y entrar en la ciudad, la carga que había sido detonada tendría que haber producido una cantidad de bajas desmedida entre los soldados.
Pero mis suposiciones sólo serían eso hasta que pudiera salir a comprobarlo por mi mismo, cosa que sí hicieron los cuatro guardias allí presentes, dejándonos solos en la instancia a Jaffar, al que presupuse que sería el líder del campamento mercenario, y a mi mismo.
El enemigo, se levantó y desenvainó su espada dirigiéndose hacia nosotros, ordenandole algo a Jaffar, momento en el cual, estando ya los tres solos en la habitación, me levanté y cogiendo mi katana envainada con la mano derecha y colocandola en mi costado derecho, agarrando el mango con la mano izquierda mirando a mi auto adjudicado contrincante, hice un gesto con la cabeza – Trata de aprovechar la situación, Jaffar-san – le dije a mi compañero, el cual tenía a mi lado derecho, y dirigí en este momento mis palabras hacia el líder rival.

Mi nombre es Sohem Nanashi, y estoy aquí para desafiarte, por nuestro honor si es que albergas algo de este bajo tu estandarte. – dije abiertamente – Tú contra mí. Uno contra uno, aquí y ahora. – añadí mientras me movía ligeramente hacia la izquierda, dejando de tener la puerta tras de mi, y a Jaffar a mi lado, dándole vía libre para abandonar la estancia, y quedando a solas con mi enemigo, tras finalizar mis palabras, quedando inmóvil y a la espera de cualquier comentario, reacción o movimiento por su parte.

Quería un duelo justo, lo más limpio posible teniendo en cuenta que se trataba de un mercenario -y nada más ni menos que el líder de estos- y sin interrupciones. Algo que me permitiera demostrar quién era yo, y de qué estaba hecho.
Qué estaba dispuesto a lograr, y el precio que estaba dispuesto a pagar.
La familia Nanashi renacería bañada en gloria esta misma noche de entre las cenizas de este campamento, o sería sucumbida al olvido enterrada en el fango y la sangre del lodazal sobre el que se libraría el enfrentamiento.
Esperaba que mis antepasados estuvieran conmigo.
Imagen
CRONOLOGÍAESTILO BÉLICO
– Narro – HabloPienso

Pirata
Mensajes: 82
Rango:

Ficha

Re: War Machine II [Aventura Rango 3]

Mensajepor Elizabeth » Jue Jun 14, 2018 11:05 pm

El líder se quedó un par de segundos algo desconcertado, aunque sin envainar su katana y alerta, no despegaba la mirada de los dos. Durante ese tiempo Jaffar tuvo tiempo para salir de allí. Como Sohem había dejado la entrada despejada no tuvo problemas, simplemente caminó tranquilamente hacia la salida, eso sí, sin darles la espalda a ambos hombres por lo que pudiera pasar, para perderse entre los soldados y el caos. Desde dentro seguía sin poder apreciarse todo el caos del exterior, los gritos y la tensión eran constantes.

El líder no hizo nada por impedir la marcha de Jaffar, en ese momento parecía estar procesando la nueva información y analizando la situación. Frunció el ceño al hacerse una pequeña idea de lo que estaba ocurriendo, no se molestó en ocultar su enfado al haberse sentido engañado y humillado. Sorprendentemente, no llamó a ninguno de los soldados para que le ayudasen a acabar con los infiltrados, puede que porque fuera igual de honorable de Sohem o porque considerase que podía vencerle en un uno contra uno sin necesidad de distraer a los soldados, que estaban haciendo todo lo posible por ayudar a los heridos e impedir que el fuego continuase propagándose.

Alzó unos centímetros la katana para dar a entender que estaba dispuesto a pelear. Dio unos pasos lentos, también a la izquierda, para quedarse justo en frente de su oponente. —Has cometido un grave error —le dijo justo antes de lanzarse a por él. Sostenía la espada con ambas manos. Tan solo estaban a unos metros, por lo que, nada más dar dos zancadas, ya se encontraba en una buena posición para atacarle sin encontrarse demasiado cerca y no tener tiempo de reacción ante un posible contraataque de Sohem, pero tampoco lo suficientemente lejos como para no poder alcanzarle con su arma. Al estar a algo menos de dos metros entre ambos, realizó un tajo vertical de arriba abajo comenzando desde la clavícula derecha de Sohem.
SpoilerMostrar

Arma:
Imagen – KATANA
Ficha técnicaMostrar
– PRECIO: 1.000 berries.

– DESCRIPCIÓN: Arma de daño cortante y perforante que puede blandirse con una sola mano o con dos. Es un sable japones curvado y especialmente afilado.

– DAÑO: 20 PS. Además, por cada 10 puntos por extra en cada uno de los atributos el daño aumentará en 3 PS.

– REQUISITOS (1 mano):
  • Fuerza: 10 puntos.
  • Destreza: 25 puntos.
– REQUISITOS (2 manos):
  • Fuerza: 7 puntos.
  • Destreza: 20 puntos.


Atributos:
Fuerza: 35
Destreza: 50
Constitución: 30
Velocidad: 30
Espíritu: 10
Reflejos: 45
Inteligencia: 25
Control Fruta: 1
Control Haki: 1
Voluntad: 30

Salud: 98
Energía: 100

Si te llega a dar te quitaría 26 PS. Como la constitución del defensor supera en 10 puntos la fuerza del atacante te haría un corte leve, por lo que a partir del siguiente turno perdería 10 PS por turno por desangramiento.
Imagen
Imagen


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados