Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Civil
Mensajes: 128
Rango:

Ficha

Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Freya » Vie Jun 01, 2018 12:58 am

El sonido de las gaviotas nuevamente levantaba a la pequeña de blanca cabellera, sus ojitos violáceos se abrían con lentitud mientras que su mirada iba lentamente dirigiéndose hacia su ventana, notando como en la misma estaba una pequeña ave de alas tan blancas como las nubes y cuyo pico no paraba de abrirse para dejar salir su tan característico graznido. La pequeña sonreía de manera alegre para luego estirar sus bracitos y piernas, para luego elevar la parte superior de su cuerpo, de la cadera hacia arriba, — Ah… que bien dormí. — Susurraría para sí misma, mientras que retiraba con suavidad la sabana que cubría su cuerpecito, revelando que se encontraba sin ropajes que le abrigaran del frio de la noche, al parecer estaba muy acostumbrada a dormir de esa manera.

Se levantaría de la cama, para luego mirar la ventana y ver como aquella ave continuaba haciendo ruidos, — Va… va… — Como si fuera algún tipo de ritual, esta llevaba su manita hasta el cajón de un gavetero e introduciéndola en una bolsa de papel algo arrugada, haciendo su manita puño tomaría lo que parecía ser varios granos de maíz y algunos frutos secos. Esta los pondría en el suelo haciendo que el pequeño pajarito saltara hasta ella y luego al suelo, empezando a picotear e ingerir los alimentos dados por la enana, quien solo sonreía de manera alegre ante lo que veía. No perdería demasiado tiempo ahí, buscaría tomar una ducha ahora que se había levantado, debía prepararse para el día que empezaba, además que quería aprovechar ahora que el peli blanco se encontraba aun durmiendo.

No tardaría demasiado en limpiar su cuerpecito, saldría de aquel baño un poco mojada ya que quería continuar estando algo fresca, y de esa manera se colocaría su ropa, lo habitual, aquel bottom de oscuro color junto con su chaleco de color similar, las thighs negras que llegaban hasta sus muslos y sus guanteletes negros. Claramente, no olvidaría colocar su cinturón, junto con su mochilita y dagas, — Bien… ¿Qué hacer ahora? — Esta observaría a su alrededor, para luego sentir como su estómago empezaba a pedirle alimentos, lo cual haría sonreír levemente a la peli blanca.

El desayuno sería algo bastante simple, aprovechándose de que aun poseían papas frescas, esta las herviría a la par de unos huevos, algo no demasiado llamativo ni elaborado, pero lo suficientemente bueno para llenar el estómago de ambos. Al finalizar, observaría como su primo seguía durmiendo, y sin tener deseos de molestarle, esta empezaría a comer sola en aquella mesa, con mucha calma y sin apuro, solo estaba ella y la gaviota que aún continuaba dentro del barco, aunque ya no estaba haciendo tanto ruido como hacía unos 40 minutos.

Al finalizar, esta colocaría el plato en un lavabo, para luego echar un vistazo al cuarto de su primo, notando como este aún no se levantaba, “Ha de estar muy cansado” pensaría, para luego empezar a subir las escaleras hasta la cubierta donde… — ¡¿Ya llegamos?! — La pequeña observaba ante ella, como el barco estaba acercándose muy lentamente a la tierra anhelada, Syrup estaba justo enfrente de ella, lo que provocaría una sonrisa enorme de alegría, infantil hasta cierto punto pero que expresaba mucha felicidad, — Debo avisarle a Bifrost. — Se decía a sí misma, para luego empezar a bajar las escaleras hasta su recamara.
Última edición por Freya el Vie Jun 01, 2018 6:48 pm, editado 1 vez en total.
Imagen

Civil
Mensajes: 91
Rango:

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Presente: Bifrost]

Mensajepor Bifrost » Vie Jun 01, 2018 3:26 am

La noche terminó tornándose más larga para uno que para el otro, siendo en este caso Bifrost quien tuvo que ver pasar parte de la madrugada mientras se mantenía despierto, y por sobre todo, muy atento. Había quedado en irse a la cama, pero pasadas algunas horas no estuvo tranquilo dejando el curso del velero al azar. Poco más de las dos de la mañana y el peliblanco se levantó, pasó a vestirse y tomar una sábana para cubrirse; salió a la cubierta con aquella tela cubriendo la mayor parte de su torso, buscando mantenerse tan caliente como fuera posible.

El timón le esperaba, y sin desperdiciar mucho tiempo el joven Bathory se ubicó detrás de éste, algo adormilado, había revisado el mar y los alrededores del barco, continuaban en la corriente que había identificado algunas horas atrás. Cerró sus ojos mientras se mantenía firme sosteniendo el timón... Su mente solo podía intentar recrear una imagen: el rostro de Freya una vez despertara y vieran que ya estaban cerca de esa isla que tanto quería visitar. ¿Cómo sería? Eso solo podría saberlo una vez llegase el momento. Algunas horas más pasaron, el frío aire del mar por la madrugada parecía querer doblegar al peliblanco, pero éste no sucumbiría ante tales condiciones, todo para ver a su prima sonreír. Podía verse a la lejanía como el cielo empezaba a iluminarse, de una manera muy tenue. ¿Estaba a punto de amanecer? En ese caso, podía irse a la cama... Sabía que estaban cerca de llegar, solo quedaba esperar a que la ojiverde diera con la sorpresa.

Temblando ligeramente, éste volvería a su recámara, no sin antes pasar por la de la menor para ver su cabeza sobresalir de aquella sábana que la cubría. «Qué tierna...» sonrió por última vez, pestañeando con pereza pues estaba que se caía del sueño. Se tiró sobre la colcha de su habitación, para luego cubrirse por completo luego de quitarse la camisa, y cubrir su cabeza con la almohada. Unas cuantas horas podría descansar, con suerte, hasta que tuviera que ponerse en movimiento.
Imagen

Pirata
Mensajes: 317
Rango: Capitán Pirata

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Ragnheidr Grosdttir » Vie Jun 08, 2018 3:58 am

Syrup, la isla de los acantilados, conocida por no tener una población especialmente abierta con los que eran extranjeros, por lo menos eso se decía. El día comenzaba, eran las nueve y media de la mañana, el calor parece que sería una constante ese día. Desde vuestro barco, en la costa, ya se puede ver la cima de un árbol gigantesco situado en la parte norte de la gran roca, es de un verde impresionante, muy colorido, además el tronco que sostenía aquella cabeza repleta de hojas se podía considerar tremendamente colosal, partía la isla por la mitad maldita sea.

Os aproximáis al puerto Cruz rojo. Tiene una pancarta en grande sujetada por dos postes de madera roídos donde se puede leer con claridad dicho nombre. Varios barcos de pesca están situados de forma peculiarmente aleatoria, aunque es curioso, por que todos, absolutamente todos, son de pesca. Es conocido que en Syrup habían tres puertos, los cruz rojo, azul y verde, cada uno simbolizaba un tipo de vida de la zona, en este caso, el azul, era el de la pesca, personas que vivían del mar y además, eran bastante cerrados de mente, pronto lo averiguaríais.

Mientras el barco se aproxima, algo golpea el casco de éste, provocando un mini seísmo en vuestro querido transporte. Lo que ha chocado con vosotros no sabéis que es, pero ha sido fuerte. Suficiente como para poneros alerta. Incluso los hombres que hay en el puerto, sobre un pequeño puente de madera que da a la zona asfaltada (son unos doce o trece tipos) se llevan las manos a la cabeza.
SpoilerMostrar
Muy buenas, yo seré vuestro narrador en esta maravillosa aventura. Os aviso que a partir de ahora no podéis narrar las acciones de terceros, ya sea npc, entorno y demás. Para cualquier duda, por favor, enviadme un mensaje privado, para lo que sea que necesitéis.

Civil
Mensajes: 128
Rango:

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Freya » Sab Jun 09, 2018 12:10 am

La pequeña sonreía de manera alegre, aun no contenía la emoción que sentía en esos momentos, y sus pasos se hacían cada vez más rápido, ¡Debía avisarle a su primo de lo ocurrido! Se daba de prisa, introduciéndose en el interior de aquel navío para luego ver la habitación de su sangre al fondo del pasillo, pero mientras corría, algo ocurriría… un fuerte golpe seria dado provocando que la enana cayera al suelo y empezara a rodar hacia la habitación de su primo, y debido al movimiento ocasionado por el golpe, la pequeña tomaría más velocidad y se introduciría de golpe hasta esa habitación cayendo en la cama de su primo y golpeándose la cabeza con la madera que les apartaba del océano, — ¡Ouchy! ¡Ouchy! — Sobaba su cabecita, pero rápidamente se detendría para mirar a su primo y empezar a sacudirlo con fuerza suficiente como para hacer que un traga monedas soltara todo lo que tenía en su interior.

— ¡Despierta Bifrost! ¡Algo está ocurriendo! Ya llegamos a Syrup, pero algo golpeo el barco. — Estimaba la enana debido al golpe ocurrido, esta saldría corriendo entonces sin esperar respuesta de su primo, estaba deseosa de saber qué diablos había ocurrido ahí afuera, ¿Qué habría provocado tal movimiento? Tenía que ser algo enorme, y eso le causaba algo de angustia, “Espero no sea… un rey marino.” Bestias de las cuales solo había escuchado historias, pero nunca en su vida había visto una, el hecho de verla le aterraba, pero al mismo tiempo le estaba provocando gran emoción. La enana tomaría su túnica negra que siempre colocaba en la salida a la cubierta, siendo esta de un largo similar a su cuerpo, solo sobresaliendo sus pies al estar totalmente parada de manera estatica. Sin tiempo que perder, esta volvería a estar bajo brillante pero calurosa luz solar, buscando con sus orbes esmeraldas lo que sea que haya provocado tal movimiento en su preciado barco.
Tunica: >Pincha Aqui<
Imagen

Civil
Mensajes: 91
Rango:

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Bifrost » Sab Jun 09, 2018 1:12 am

Un largo ronquido se extendía por la habitación, el mismo era apaciguado de cierta manera por la presencia de un obstáculo desde el punto en que era emitido. Se trataba de Bifrost, tirado cual costal de papas sobre la cama con la almohada cubriendo su rostro, apenas dejándole respirar, pero eso no disminuía el gusto que tenía al descansar. Normalmente no tenía el sueño tan pesado, pero con el cansancio acumulado se había entregado por completo al reino de los sueños.

Aquella turbulencia sería percibida en el barco, una especie de golpe que no solo retumbaba en el área y alertaba a las personas, sino que también estremecía la nave en la que iba el par de peliblancos, al punto de mandar a Freya dentro de la habitación del mayor, y hacer que su cabecita se golpeara. Todavía con todo eso ocurriendo, el joven Bathory ni se inmutaba. Pudo haberse mantenido así... De no ser por la ojiverde, que le zarandeaba como si quisiera desquitarse por algo. Algunos segundos tardaría, pero Bifrost levantaría su cabeza y con lentitud retiraría la almohada de su rostro. Freya se detuvo para salir de la habitación, sus palabras alarmarían al peliblanco a tal punto que saldría de la cama con un salto, manteniendo uno de sus ojos aún cerrados y tambaleándose un poco. Haría lo posible por vestirse con rapidez, para luego pasar al baño corriendo y asearse lo más rápido que podía... ¿Qué ocurría? La intriga le desesperaba un poco.

Algo más de dos minutos tardó el joven en estar listo para finalmente salir hacia la cubierta. La luz del sol se reflejó en sus ojos, una de las manos de Bifrost paró frente a ellos en lo que terminaba de adaptarse a la claridad. —¿Qué ocurre? —preguntaría con seriedad, en un tono fuerte, caminando hasta quedar a unos metros de su prima.
Imagen

Pirata
Mensajes: 317
Rango: Capitán Pirata

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Ragnheidr Grosdttir » Sab Jun 09, 2018 7:44 am

Cuando Freya sale, el sol la ciega completamente, lo que le impide en un primer vistazo contemplar que es lo que sucede. Al levantar tu vista observas como hay cientos y cientos de pájaros en el aire, son muchísimos, muchísimos que han levantando el vuelo desde el gran árbol de la isla y que han comenzado a sobrevolar la zona. Los hay de varios tamaños, colores diversos, una paleta de colores que conformaban un verdadero mural en el propio cielo, arte en movimiento.

No te recuperas hasta que Bifrost aparece a tu lado y es cegado por la misma luz, momento en el que vuestro barco es golpeado de nuevo. — ¡Salid de ahí, insensatos!— Escucháis, son voces que provienen de tierra firme. Eran varias voces gritando el mismo comentario, todos alarmados, aparentemente preocupados por vosotros.

La madera en vuestros pies comienza a resquebrajarse, así que no tardaréis en hundiros y aún os encontráis algo alejados del puerto (tampoco mucho) pero lo suficiente como para nadar algún que otro minuto hasta llegar. Antes de que toméis la decisión adecuada que podría salvar vuestras vidas, tenéis la opción de contemplar el agua a vuestro alrededor y como ha pasado ésta de ser cristalina como en los mejores parajes turísticos a completamente oscura. — ¡Os matarán, salid de ahí! — Volvéis a escuchar.

Civil
Mensajes: 128
Rango:

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Freya » Vie Jun 15, 2018 1:34 am

La pequeña vería de manera directa el resplandor del sol, aquel brillo blanquecino cegaría sus ojitos por unos breves instantes, los suficientes para que continuara escuchando de una manera más adecuada lo que estaba sucediendo y que su primo apareciera en escena. Empezaba a recuperar su vista para ver como su preciado barco estaba… — ¡¿Qué está pasando?! —La pequeña se alarmaba, aquello que ocurría no era normal, y bajo sus pies estaba un enorme recuerdo para ella, su primera propiedad en existencia y esto le provoco mucha felicidad, ahora estaba siendo destruida por quien sabe que, eso le aterraba y le molestaba, se sentía sumamente impotente en esos momentos, apretaba sus puñitos mientras que esos orbes esmeralda buscaban con furtividad la causa de aquel alboroto.

Las voces empezaban a hacerse más fuertes, parecía que de verdad estaban en peligro, y al ver el mar solo podía ver como estaba totalmente oscuro, “¿Una tormenta acaso?” Miraría al cielo para corroborar esto. Aun así, tenía que salir de ese lugar ya, aunque no quería dejar detrás de ella sus pertenencias, — Bifrost… tenemos que abandonar el barco… — Llevaría su manita hasta su pecho, ¡No quería! Le era demasiado doloroso apartarse, dejar que simplemente dañaran su preciado tesoro, pero no había de otra… parecía que aún no era lo suficientemente fuerte como para proteger lo que le importaba. Pensando en esto último, la enana agarro de la mano a su primo, — ¡Vamos! — Viéndole a los ojos era notable lo afligida y dolida que se encontraba, casi parecía que estuviera a punto de llorar, pero no había caso en eso, tenía que ser fuerte si quería continuar navegando en aquel mundo tan cruel.

Buscaría saltar junto con su primo fuera del barco, lo que buscaría seria llegar al puerto que no estaba demasiado lejos si sus ojitos no le engañaban, pero ¿Qué garantía había de que no le atacaran lo que se supone destruía su barco? Por otro lado, ¿Qué pintaban esas aves en todo esto y porque habían tantas? No solo eso, habían especies exclusivas de otros mares, ¿Cómo era eso posible? La enana tragaría saliva, le interesaba mucho eso, pero no era momento para indagar, primero debían salir vivos de esa situación tan peculiar.
Imagen

Civil
Mensajes: 91
Rango:

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Bifrost » Sab Jun 16, 2018 12:59 am

La luz seguía molestando en los ojos del peliblanco, le inquietaba un poco no poder ver con todos esos sonidos y gritos que les rodeaban, pero al poco tiempo recuperaría la vista para toparse con una escena un tanto abrumadora. ¿Qué era esa cantidad de aves que rodeaban el barco? Los pájaros podían dar muchas señales de lo que ocurría en el mar, y ver la manera en que volaban alrededor de ellos no podía ser algo bueno. —Intenta calmarte. —diría notando la manera en que Freya comenzaba a reaccionar, el peliblanco fruncía el ceño pensando, intentando dar con el origen de eso, pero el sonido de la madera sucumbiendo ante la presión terminó por alarmarlo.

Volteó a ver a Freya, con su rostro algo asustado en ese momento, y esta tenía una expresión parecida, pero más que eso, reflejaba melancolía. Él sabía por qué. —¿Qué...? —no podía hablar seriamente, ¿estaba dispuesta a abandonar el barco? ¿Con todo lo que representaba para ella? En sus ojos podía ver que no quería hacerlo, pero la tensión en ese momento era demasiada, y parecía ser la salida más rápida... De seguro había otra solución, una que les permitiera salvar ese preciado tesoro de la joven, pero el tiempo no les ayudaba para nada. Bifrost no se rendía, pero el tacto de la mano de su prima le haría moverse, incluso sin notarlo. Corrían hacia la borda, siendo Freya quien caminaba más adelante, pero se detendrían antes de saltar. El momento había llegado, tenían que intentar escapar de lo que fuere que estuviera levantando su barco, pero... Bifrost no podía hacerlo. No así.

—Salta sin mí. —no dijo nada más, simplemente pasó a poner un rostro serio y soltar la mano de Freya para dejarla allí, esperando que siguiera su orden. Se dio media vuelta y comenzó a correr, con desespero, hacia el interior del barco una vez más. Pasando el comedor, en un pasillo, bajo una mesa... Allí aguardaba, esa pequeña flor de lavanda que la noche anterior había visto. No podía dejarla, no había forma en que eso ocurriera. Si podían perder el barco por completo, Bifrost al menos intentaría salvar lo segundo más preciado que se estuvo dentro de la embarcación. La tomó en una de sus manos, y sintió un temblor más, sumado al sonido que hacía la madera al resquebrajarse. Perdió el balance por unos segundos, y volvió corriendo por el mismo camino de antes, hacia las escaleras, intentando llegar a cubierta y saltar. Debía hacerlo antes de que fuera muy tarde. Esperaba que al salir, Freya no siguiera aún esperándole.
Imagen

Pirata
Mensajes: 317
Rango: Capitán Pirata

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Ragnheidr Grosdttir » Sab Jun 16, 2018 4:49 am

Comandante Eko décimo, el ataque ha comenzado. — Decía una voz sibilina sobre la cubierta en un extraño barco. El comandante Eko décimo asomaba, un hombre de aspecto rudo, semblante sereno, físico sobresaliente, intimidaba con solo verlo. Por sus ojos se puede ver la isla Syrup a la lejanía, incluso el incidente con vosotros el cual está a medio camino. ¿Alrededor del tipo? Dos barcos más. Habían comenzando un bombardeo, pronto los cañonazos apuntaron al puerto, precipitándose varias bolas de cañón sobre algunas casas. — Arrasaremos esta maldita roca.

Respecto a vosotros, habéis tenido la oportunidad de saltar, pero no lo habéis hecho, así que las consecuencias pueden verse reflejadas en esa toma de decisión. Tal es así que mientras Bifrost reacciona de manera extraña y se introduce de nuevo en el barco, este es completamente destruido. Ni más ni menos que un rey marino aparece justo por debajo, reventando el barquito con su morro. La madera se abre cual cáscara de huevo, enviando a Freya violentamente al océano, ya que estaba bastante cerca y al abrirse por la mitad el barco, ella caería por inercia hacia el lateral.

Pero por parte de Bifrost fue diferente. Con su flor entre manos, el joven peliblanco fue arrollado, saliendo disparado hacia el lado contrario que Freya. La situación se quedaba de esta manera: Freya algo mareada justo en frente de la costa, al lado del puerto, en el agua. Frente a ella hay arena y más arena, fragmentos de madera e incluso, si te das la vuelta ves como el rey marino sigue destrozando el barco, es bastante probable que creas que tu acompañante de aventuras esté muy mal herido o muerto. Por alguna razón ese rey marino da la impresión de cumplir órdenes, ya que fue directo a vuestro barco, es normal que dudes sobre ello. Además también tienes la opción, si la quieres, de al darte la vuelta ojear como a la distancia tres barcos se aproximan y estos atacan sin miramientos el puerto. El aire sopaba muy fuerte, como si el clima fuese testigo de lo que estaba por acontecer.

Bifrost ha sido expulsado con mayor agresividad y más potencia, ha caído en medio de la selva que está algo más al norte del puerto. Allí caería el hombre, chocando contra varios árboles y teniendo la suerte que las lianas de estos le amortiguaron la caída, evitando daños mayores, aunque sufriría un dolor agudo en el brazo derecho que arrastraría durante algún tiempo.

Os habéis separado.

Cuando Bifrost descendiera de las lianas de aquel árbol, vería una casa abandonada en medio del bosque, destruida ... estaba en medio de la maldita selva, tanta vegetación que como mucho serías capaz de ver a varios metros de distancia.
SpoilerMostrar
Bien, como ya he dicho, a partir de ahora la narración se divide en dos, cada uno roleará su historia, el único punto de referencia que los dos tenéis es el gran árbol, de todos modos, sois libres de tomar la dirección que más queráis. Ninguno sabe donde está el otro o en que condiciones. En el siguiente post me gustaría que en un spoiler añadieseis vuestros atributos, salud y vida. En este post creo que dejo claro que el peligro es real, yo os debo abrir caminos, como en este caso el salir del barco, os he remarcado que era muy posible que algo lo atacara, vuestra decisión ha sido quedaros en el de una u otra manera (a fin de cuentas es vuestra decisión) pero creo que ha servido para que podáis entender que el peligro on rol es real.

Como veis ya he añadido al primer npc importante de la trama, os dejaré más info abajo, aunque será mínima, de momento.

Freya; - 10 de salud y - 15 de energía (en el siguiente post donde añadas tu salud y etc, haz el favorde colocar la resta que te hago) estás algo mareada durante el siguiente post.
Bifrost; -35 de salud y – 15 de energía (en el siguiente post donde añadas tu salud y etc, haz el favor de colocar la resta que te hago) Tienes un pinchazo fuerte en el brazo izquierdo que te durará algunos post.
__________________
https://qph.fs.quoracdn.net/main-qimg-7 ... 5e02a0d335
-Comandante Eko décimo
-Pirata
-Nivel 13
(Los stats los sumaré más adelante)
- Wanted desconocido

Civil
Mensajes: 128
Rango:

Ficha

Re: Nuestro destino son los cielos. [Aventura Rango 2: Bifrost]

Mensajepor Freya » Jue Jun 21, 2018 11:14 pm

Un sonido ensordecedor seria escuchado por la pequeña peli blanca, mientras observaba como su compañero desaparecía en los interiores del barco, — ¡Bifrost! ¡Espera! — La pequeña se quedaría mirando como su primo se alejaba en busca de algo, ¿Debería seguirle? No… sabía que si lo hacía solo obstruiría su salida de ese lugar, pero se preguntaba que tanto soportaría su barco aquellos extraños ataques, lo único que podía ver era el oscuro mar debajo de ellos, pero también… explosiones, ¿De donde provenían?

Pero mientras esta pensaba eso, un sonido gutural proveniente de las profundidades seria escuchado, y antes de que pudiera hacer algo, notaria como la madera se quebraba en mili segundos, y una enorme cabeza emanaba desde el interior de su propio barco, “¡¿Un rey marino?!” Pensaría al instante, — ¡Kya! — Y la fuerte presión ejercida por la bestia la lanzaría a los aires, haciéndola volar varios metros desde su barco para caer en el agua, muy cerca de la costa. Se levantaría rápido buscando aire, y empezaría a nadar con dirección a la tierra, con mucha dificultad y tragando un montón de agua, lograría colocar sus manitas en la blanca arena de Syrup.

Le costaba respirar, tosía mucho, y al dirigir su cansada mirada hasta lo que se suponía era su barco, solo podía ver una carcasa destruida mientras en el interior de toda esa destrucción yacía una criatura de tremendas proporciones, no esperaba ver algo como eso… el miedo que sentía en esos momentos era insoportable pero… ¿Dónde estaba Bifrost? — ¡Bifrost! — Gatearía en la arena hasta el agua, buscando con su mirada al peli blanco, no lo veía en ningún lado… acaso… ¿Acaso había muerto? — No… Bifrost… — Lagrimas empezarían a emerger de sus ojitos, estaba shockeada ante la situación que se cernía sobre ambos, ¿Había perdido a su primo? ¿La única persona que realmente quería en ese cruel mundo? No podía creérselo…

Las lágrimas continuaban emanando y sollozaba… pero no era momento para eso, su mirada se dirigiría al agua, no veía realmente un cuerpo, tampoco en la boca de la bestia podía notar nada que confirmara la muerte de su primo, ni sangre, ni restos humanos, ¿Seguiría con vida? Al ver las partes del barco, como mucha madera había caído en la costa y en otros puntos de la isla, quedaba la posibilidad, muy remota, de que el siguiera vivo… — Se fuerte… Freya. — Se decía así misma mientras pasaba su manita por sus orbes esmeraldas, tratando de limpiar aquel liquido salado que dificultaba un poco su visión.

Si Bifrost seguía con vida, seguro que la buscaría, pero tenía que buscar un lugar más seguro, podía escuchar explosiones y al ver mejor la situación en el mar, 3 barcos aparecerían en su campo de visión, ¿Por qué no los atacaba el rey marino? Eso no parecía normal, pero en esos momentos, su mente no paraba de hacer aparecer la imagen de su primo, necesitaba encontrarlo pero ya. Esta empezaría a caminar, tambaleándose un poco y buscando alejarse del puerto de momento, y del ataque de aquellos piratas. Varios pasos en la arena la introdujeron a la pequeña en el bosque tropical, poco a poco, se introduciría más y más en la maleza, desapareciendo de aquella escena tan horrenda.
SpoilerMostrar
Salud: 40-10 = 30
Energia: 100-15 = 85

Teniendo -10 de salud creo que mis daños serian más elevados lol, pero dejare que narrador decida eso.
Imagen


Volver a “Syrup”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados