[LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Civil
Mensajes: 69
Rango: Civil

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Kidagakash » Dom Ago 12, 2018 10:33 am

El hombre que parecía no tener abuela iba dando vueltas alrededor de todos, empezando con nuestra protagonista, presentándose como Tucrow mientras se apoyaba en su hombro. La mujer le miró con asco, aunque seguramente no podría verla bien por la perspectiva. Así, igual que con ella, fue haciendo lo mismo con todos los presentes, hasta que llegó el momento en el que de repente y sin previo aviso, atacó a una mujer que intentaba irse hacia los barcos. — ¡Eh! ¡¿Qué haces!? — Vio como un hombre se acercaba a socorrerla y a ver su estado, y dijo algo así como que el siguiente que intentara irse acabaría igual que ella. ¿Tanto afán de protagonismo tenía? — Ser ridículo. — Dijo algo bajito, no con intención de que nadie la oyera, pero con intención de no montar otro espectáculo.

Entonces empezó a preguntar sobre porqué querían ir al Grand Line, a lo que todos iban respondiendo uno por uno como si aquello fuera una entrevista. De nuevo, todo muy ridículo, al menos a ojos de la mujer. Ella no iba a participar en aquel evento estrafalario y tan cutre que había montado aquel hombre con aires de grandeza. Así que simplemente bufó y puso los ojos en blanco, escuchando las tonterías que iban soltando. Que si Rey de los Piratas, que si la mejor espadachina del mundo, que si lamidas de culo aquí y allá… ¿Pero esta gente que edad tenían? Era lo único que le pasaba por la cabeza a Kida, además de muchas ganas de matar a alguien por tanta ñoñería en tan poco tiempo. Por lo menos, cuando Ragn habló se sintió identificada con sus palabras: esta gente no pensaba, y sonrió e incluso dejó escapar una risita al escucharle. Cuánta razón tenía aquel vikingo en todo lo que decía, era increíble.

Pero entonces llegó la guinda del pastel. De repente, de la nada, y sin ningún tipo de explicación lógica, Iku, colocada cerca suya, empezó a desnudarse de nuevo y a saltar o bailar, algo muy extraño. Parecía un calamar. Kida la miró, arqueando una ceja, y tras un par de segundos volvió a suspirar. Aquellos cabos estaban llenos de gente con afán de protagonismo y ganas de llamar la atención, y eso era algo que Kida no soportaba por encima de nada. Ella era una puta princesa y aún así no buscaba todas las miradas como esta gente hacía. No solo eso, sino que se puso a ligar con aquel imbécil. Bueno, cada uno tiene su prototipo de hombre, la verdad, que aquel fuera el suyo tampoco le extrañaba mucho.

Kida, como ya habréis podido imaginar, no respondió a la pregunta de Tucrow, la verdad es que se la sudaba muchísimo cualquier cosa que ese hombre dijera, le daba igual lo peligroso que fuera, y no quería formar parte de aquello que había forzado a la gente a unirse, y que si no querías estar te dejaba en el suelo de un golpe. Esto era una tiranía. Así que simplemente caminó un par de metros hacia atrás y se sentó en una roca, no tenía intenciones de irse, así que no tendría justificación para dejarla como a la otra mujer, pero si que iba a pasar de cualquier cosa que dijera ocho mil pueblos. Se cruzó de piernas, colocó la lanza a uno de sus lados y empezó a mirar las nubes. — Esa parecer conejito. — Decía para sí misma.
Imagen
Cuidado, firma super pro dentroMostrar
Imagen

Pirata
Mensajes: 157
Rango: Capitán pirata

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Yamamura » Dom Ago 12, 2018 11:03 am

Aquel experto espadachín empezó a trasportarse delante de la gente mientras decía cosas, mantuve mi mirada fija en él mientras que preguntaba si podía tocar unos pechos. Qué poco hombre.

En un instante apareció entre Elizabeth y yo y nos cogió del hombro y dijo algo que me dejó de piedra… ¿era un shichibukai? Impresionante, eso explicaba su poder. Cuando fui a girar la cabeza para verle el rostro de cerca ya se había esfumado, era increíblemente rápido. Tragué saliva y me quité el sudor de mi frente, no estaba seguro de que pudiéramos salir vivos de aquí, llegado el momento me enfrentaría a él para que mis nakamas pudieran escapar.

La protegida del samurái quedó en el suelo por un golpe de la vaina de ese tal Tucrow y nos dio un aviso: quién intentara escapar quedaría igual que ella. Luego nos preguntó el motivo por el que iríamos al Grand Line.
Me dispuse a contestar pero, aparte de que todos se pusieron a cacarear como gallinas en un corral, una chica en el otro cabo de llamó la atención. Se estaba desnudando y, tras quedarse desnuda empezó a hacer una danza ritual algo macabra y, al menos para mí, muy lejos de ser sexy. ¿Tenía algún trauma y por eso actuaba así? Enfundé mi katana y me rasqué la cabeza confuso, con el dedo índice de mi mano derecha. Intentaba comprender el motivo por el que estaba haciendo eso. ¿Se le estaba quemando la ropa y pedía auxilio? No se la veía muy preocupada así que descarté esa opción rápidamente.

-Eh, ¿habéis visto a esa pirada? –pregunté con sinceridad a quien quisiera escucharme. Era un poco desagradable.

Esperé hasta que todo el mundo se hubiese callado para poder hablar yo sin interrumpir, y sin ser interrumpido.

-Mis nakamas y yo –dije mientras señalaba a Aspros y a Elizabeth. –viajamos al Grand Line para probar los mejores manjares jamás preparados. ¿Y tú qué haces aquí? -pregunté serio, como de cotumbre.

Pirata
Mensajes: 119
Rango: Grumete

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Elizabeth » Dom Ago 12, 2018 11:49 am

El tal Tucrow se molestó en dirigirse a nosotros de uno en uno, aunque no entendía muy bien qué les decía a los del otro cabo. Cuando se acercó a nosotros, el ritmo de mi corazón aceleró y, cuando me puso el brazo encima, sentí que la cara me ardía. Estúpido y sensual Tucrow. Al parecer, se había interesado por nosotros, hasta tal punto de prohibirnos marcharnos de allí al menos hasta que contestásemos a su pregunta. Todos estaban muy emocionados. Me crucé de brazos, aún con el ceño fruncido, escuchando cómo cada uno le contaba su vida al tipo, parecía que querían llamar su atención a toda costa.

Me quedé mirándole mientras de fondo la gente contestaba, no le podía quitar el ojo de encima, hasta que Yamamura habló. Dijo algo de una pirada, busqué con la mirada y no me costó encontrar a qué se refería. Eso ya era el culmen de la necesidad de atención. Yo también sabía menearme como un mono con los pechos casi al descubierto, pero no pensaba caer tan bajo. Tenía que llamar su atención de manera diferente para que se fijase en mí. Abrí la boca aún sin saber qué decir, pero Aspros se me adelantó soltando un “patata” que no venía a cuento. Intenté hacer que no había ocurrido y volví a reunir valor para hablarle, pero, de nuevo, Yamamura se adelantó. Nos presentó a Aspros y a mí incluyéndonos en su banda, cosa que me avergonzaba. Ahora Tucrow sabía que estaba en una banda con un tío que había respondido a su pregunta diciendo “patata”. Sin embargo, el colmo fue cuando le dijo que nuestro objetivo era probar los mejores manjares del mundo. Me giré bruscamente hacia Yamamura con una mirada feroz y el rostro ardiendo. Seguro que ahora Tucrow pensaba que era una gorda cuyo único objetivo era viajar por el mundo para comer.

No… yo… yo no… —dije en voz tan baja que dudaba que pudiera escucharme. Me quedé completamente en blanco y sin responder a su pregunta.
Imagen
Imagen

Revolucionario
Mensajes: 257
Rango: Sargento

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Galadhwen » Dom Ago 12, 2018 1:30 pm

La fanfarronería de aquel tipo parecía no tener límites. Tras haber montado el espectáculo inicial y no contento con la atención obtenida comenzó un segundo acto en el cual fue saltando con su peculiar habilidad de uno a otro. Aquel tipo se presentó como Tucrow, uno de los siete Sichibukais. Durante mi pasado había escuchado muchas veces aquella palabra, también eran conocidos como los guerreros del mar. Los Sichibukai eran un grupo de criminales pagados por el Gobierno Mundial, que a cambio de impunidad en sus actos servían al mismo cuando se les ordenaba. A pesar de conocer la organización, jamás había conocido a uno antes. ¿Qué estaba haciendo allí? ¿Acaso habría venido a buscarme por haberme escapado de mi amo? El corazón comenzó a palpitar como nunca y por primera vez en tiempo me sentí aterrorizada de verdad. ¿Cómo me había localizado? ¿Alguien de los beodos me había traicionado? No, aquello era imposible.

Traté de seguir los movimientos erráticos del Sichibukai. Con semejante cantidad de repeticiones ya no me quedaba ninguna duda que aquello era el poder de una akuma no mi y que las nubes violáceas significaban el punto desde el que había partido y al que llegaba, lo que no terminaba de comprender era, ¿cómo determinaba el lugar? ¿Sería mirándolo fijamente? ¿Bastaría con haberlo visto previamente y pensar en el sitio? ¿O quizás no fuera más que un truco barato para llamar más todavía la atención y únicamente se estuviera desplazando a una velocidad de vértigo? Tomo fuera todo sucedió demasiado rápido. Al verlo frente a mí sentí tanto pánico que no fui capaz de moverme ni un solo ápice. No respondí a su comentario y no hice gesto alguno. Al verlo desaparecer para ir hasta el siguiente en la cola me percaté de que había estado conteniendo la respiración. No, no venía buscándome. Aquella dosis de realidad me alivió tanto como me enfureció. ¿En algún momento dejaría de sentir aquello? Pensar que un Sichibukai había sido mandado por un Dios Celestial a buscarme me otorgaba una importancia que no tenía. Para los Tenryuubitos todo el que no lo fuera era considerado poco más que escoria, meros objetos y esclavos y que cuando una se perdía tenía tres más a su disposición y de los que podía disponer y deshacerse a su voluntad. Aquel desprecio hacia las personas me hacía hervir la sangre, deseaba gritarle a esa escoria del Gobierno quién era, pero a la vez ese mismo desprecio era el que en ese momento me estaba protegiendo. Vivir un día más significaba alcanzar mis objetivos: junto a los mercenarios derrocaría el Gobierno Mundial.

Finalizado el segundo acto, todos comenzaron a responderle como niños bien educados tras haber sido reprendidos por la maestra a causa del caos anterior. ¿Por qué hacían aquello? Me negaba a participar en aquel juego y rendirle pleitesía a aquel tipo. Así pues me limité a escuchar las respuestas que iban dando cada uno de ellos. De las primeras, la que llamó mi atención e hizo que me fijara en la persona fue la del Cyborg rubio. Decía que estaba buscando un médico porque el monstruo marino le había roto algo. ¿Algo de qué? ¿Dónde? – Es posible que yo pueda ayudarte – le respondí al rubio mirándolo de reojo tratando de mantener los ojos puestos en Tucrow– aunque no sé qué parte de ti es humana y quizás no sea de utilidad – concluí sin revelar si era médico o científica. Las respuestas prosiguieron, siendo la de Iku la más… la más. - ¿Pero qué coño está haciendo? ¿Se ha vuelto loca? – conforme pasaba más el tiempo menos clara me quedaba la relación en el triángulo Iku – Sohem – Hella. No pasé por alto el comportamiento de Kida, quien como yo no parecía estar dispuesta a bailarle el agua a aquel tipo por más Sichibukai que fuera.
Imagen
Powered by Sand Factory.~
Narro ~ Hablo ~ Pienso
¡TE REVIENTO!Mostrar
Imagen

Revolucionario
Mensajes: 327
Rango: Sargento

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Sohem » Dom Ago 12, 2018 5:07 pm

Aquel hombre comenzó a danzar a su antojo apareciendo y desapareciendo entre pequeñas explosiones violetas interactuando con todos y cada uno de los presentes. Reveló su nombre, diciendo que él era Tucrow, uno de los Siete Guerreros del Mar, el Ouka Shichibukai. Mis ojos se abrieron de par en par ¿cómo no haberme dado cuenta? ¡Era uno de los espadachines más reconocidos del mundo! ¡Por eso portaba las espadas que llevaba, sin duda alguna de excelente calidad y fama!
Pero el asombro pasó de largo cuando apareció frente a mi mirando mis katanas con desapego diciendo sin ningún pudor que eran mediocres — ¿Mediocres? — repetí para mi en tono interrogativo. ¡Estaba insultando la memoria de mi familia, su legado y su honor. ¡No era un arma mediocre! ¡Era el arma que había liberado en sendas ocasiones a mi pueblo!.
Fruncí el ceño continuando de ver su espectáculo circense y de poca clase y cuestionable gusto, tratando de seguirle por el color de las explosiones o por sus palabras, hasta que reparé en que apareció frente a Hella y la golpeó con fuerza con la vaina de la katana, dejándola fuera de combate.
Me quedé congelado por un instante, viendo caer a Hella al suelo y a aquel hombre desaparecer, y todo pasó a cámara lenta para mi. Otro chico se acercó hacia mi amada, para socorrerla, empezando a palparla en el vientre, mientras varias voces resonaban entre ambos cabos como motivo de desaprobación. Pero no presté más atención a aquello pues mi sino estaba decidido, así pues me giré para ver al susodicho segundo mejor espadachín envainar sus katanas al vuelo - a las cuales trataba como meros juguetes, sin honor ninguno - alegando que ninguno nos iríamos de allí sin su permiso, o algo por el estilo, pero no le presté atención en lo más mínimo, pues estaba decidido.
Separé mis pies entre sí para que alcanzaran la distancia de mis caderas y doblé levemente las rodillas, llevando la mano derecha a la vaina de mi espada, Naku no Kuni, llevando la izquierda hasta el mango de la misma sin llegar a tocarla.
Estaba harto de la impotencia que me hacía sentir. Había tratado como objetos a las mujeres presentes, había insultado a mis espadas y al linaje de las mismas, y había golpeado a Hella... por más que supiera que no era un rival digno de su categoría sabía cuál era mi deber, por mi honor y mi honra.
Él preguntó que qué habíamos venido a hacer al Grand Line y algunos de los corderos más mansos de rebaño procedían a responderle sin darse cuenta que esto podía ser la distracción que se le da al ganado antes de sacrificarlos para usarlos como comida. Él era el amo y señor de la situación, estaba claro, y acaparaba toda la presencia, hasta que...
Iku, al otro lado del cabo se desprendió de la tela que le había ofrecido y comenzó a saltar haciendo rebotar sus grandes pechos, llamándome.
Por un momento captó mi atención, observando como se sacudían aquellas enormes bolsas... pero mi sentido del honor y el deber eran más grandes que toda la perversión que Ryu Nanashi, mi padre, hubiera podido heredarme en su ADN.
Sacudí la cabeza mirando fijamente a Tucrow, y encorvé un poco los hombros mostrando la musculatura de mi pecho y brazos, y desvié un segundo la mirada para pararla buscando los ojos de la que se hacía llamar Galadhwen, sin llegar a saber exactamente porqué lo hacía, pero volviendo rápido a mirar a aquel hombre con gesto serio.
¡SHICHIBUKAI! — grité con toda la potencia que había en mis pulmones cuando parecía que todos hubieron callado, separando un poco más los pies de mis caderas — ¡ENFRÉNTAME! — añadí agitando levemente la cabeza con dicha palabra, dándole más fuerza incluso.
¡Soy Sohem Nanashi, Sargento del Ejercito Revolucionario que aplastará a la organización a la que sirves como un sucio perro sin honor ni orgullo! — añadí para intentar hacer que se fijase más en mi que en el resto. Sabía que iba a ser corto, pero si pudiera hacerle tan sólo un poco de daño podría dar al resto una oportunidad de escapar y llevarse a Hella — ¡¡Voy a derrotarte!! — añadí en un último grito, demostrando abiertamente que mis intenciones con él eran hostiles y que no iba a tener miramientos en encarar una pelea contra él, escupiendo mis sinceras palabras.

Estaba preparado. Había llegado la hora.
InformaciónMostrar
Respeto mi código de honor.
Aunque mi personaje sea un poco pervertido no es ninguna parte de mi karma, si no un matiz humorístico que yo gusto de darle al personaje, por lo que, aunque presta atención a Iku, es levemente y en seguida vuelve a centrarse en el Shichibukai, retándole abiertamente a un duelo revelando mi identidad como Revolucionario.
Fue un placer chicos, hay que ser fiel al personaje.
Imagen
CRONOLOGÍAESTILO BÉLICOFORMA DE HABLAR
– Narro – HabloPienso

Marine
Mensajes: 108
Rango: Recluta

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Hella » Dom Ago 12, 2018 6:04 pm

Todo pasó muy de prisa. En un abrir y cerrar de ojos, el hombre se estaba paseando entre todos, poniendo diferentes preguntas y recibiendo diferentes respuestas. Todo el mundo hablaba, ¿cómo iba a saber que le llegaría el turno? De toras formas al fin y al cabo no había hecho nada malo ni ofender a nadie, por lo que seguía su camino de forma pacífica donde le habían mandado. Podía decir que era el único momento en el que estaba tranquila, y hasta centrada en llegar ahí y reparar un barco para ver como salir de ahí aún sin tener conocimientos de navegante ni nada por el estilo. Pero todo de pronto se paró cuando el chico apareció en uno de los puffs morados a su lado. Solo era un crío con afán de protagonismo, pero antes de que la morena pueda percatarse de su aparición, y mucho menos atacar, recibió un golpe en su estómago que la tumbó de golpe. ¿Motivo? Desde luego no era el momento para pensar en aquellas cosas, de hecho su mente se cerró de repente, centrándose sobre lo que le estaba pasando. El dolor de su estómago era algo que jamás había sentido, dejándolo fuera de combate y haciéndo que su arma se escapase entre sus dedos débiles hasta el suelo. Su cuerpo ya no era suyo pues no tenía ningún tipo de control sobre el mismo. Notó como las manos de una persona se posaban sobre su estómago, un bullicio, gente hablando por todos los lados mientras la cabeza le daba tantas vueltas que no podía ni hablar. Por instinto, se llevó la mano al estómago lentamente para poder notar que no había sido un corte. ¿A caso no era patético morir así? Sin gloria, sin haber hecho nada malo. Justo entonces cuando había decidido cooperar. Abrió los ojos y miró a su alrededor, tan aturdida como estaba. Las miradas indiferentes de los piratas, junto a las palabras del shichibukai. ¿Qué se esperaba? Estaba rodeada de enemigos, ¿porqué iba a suponer que saldría viva? La única persona que se le había acercado era el chico de su cilíndro, al fin y al cabo no era tan falto de memoria como había pensado.

Pero de pronto dos voces se suprapusieron a todo lo demas, el nombre de Sohem era gritado desde la distancia, para que después el grito del propio samurai llegase a enfrentar al shichibukai. Su mano apretó con debilidad la mano del médico que la estaba controlando. No podía hablar, pero sus ojos buscaron la mirada ajena para menear la cabeza de un lado a otro, en signo de desaprobación. ¿Qué esperaba que Alain fuese a hacer? No lo sabía, tampoco estaba pensando con claridad, pero aquello que el espadachín pensaba hacer era un suicidio.
Imagen

Joe Avatar de Usuario
Civil
Mensajes: 60
Rango:

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Joe » Dom Ago 12, 2018 7:58 pm

Parece que la pregunta por su nombre era lo que estaba esperando, pues en cuanto fue formulada, dio comienzo una impresionante presentación. El espadachín, que se presentó como Tucrow, lanzó sus katanas al aire en dirección vertical para después teletransportarse hasta cada uno de nosotros para acabar recogiendo ambas armas al vuelo. Había sido impresionante y, a pesar de no tener ninguna aparente intención ofensiva, fue una demostración de fuerza en toda regla. -Definitivamente no quiero pelear contra “eso”- pienso.

Aunque mi conclusión es errónea, pues al poco vislumbro un cuerpo tendido en el cabo opuesto. Las palabras del Sichibukai son claras: Puede matarnos y no podemos huir. Me siento totalmente amenazado. Mis sentidos se agudizan mientras empiezo a notar la adrenalina corriendo por mis venas. Me prendo un cigarro para tratar de tranquilizarme, sin percatarme de que apenas me quedaban un par de cigarros. -¿Qué puedo hacer? Piensa, piensa, piensa- me digo mientras trato de mantener la compostura.

Finalmente, Tucrow finaliza su discurso con una pregunta sobre nuestro objetivo en el Grand Line. Las primeras respuestas fueron variadas aunque, por lo general, bastante típicas: Oro, fama, poder, conocimiento… En cualquier caso, ninguna de esas cosas me interesan los más mínimo. De pronto, mi visión se ve bloqueada por un trozo de tela. Al girarme hacia su procedencia, veo los dos enormes pechos de Iku, quien se había desnudado sin previo aviso.

Mi desconcierto y la enorme fuerza de voluntad necesaria para no abalanzarme sobre aquellos pechos, casi hacen que no me olvide del Shichibukai y del enorme pelirrojo que se presentó como “Odki”, así como de el grupo de la amazona peliblanca que se negó a seguir el juego de aquel tipo.

Todo quedó en un segundo plano cuando el imponente samurai que había cruzado hasta el cabo opuesto de un solo salto, retó al Shichibukai a un duelo, al parecer por su pertenencia al Ejército Revolucionario.

-Panda de imbéciles- me digo al recordar los conflictos entre revolucionarios y marines en Spider Milles, que costaron la vida de mis padres. Mi rostro se ensombrece y me siento en el suelo, prendiéndome otro cigarro para tratar de calmar la ira que me invadió de pronto.
Imagen

Shichibukai
Mensajes: 5
Rango:

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Tucrow [NPC] » Dom Ago 12, 2018 8:00 pm

¡Menudo espectáculo! Un chico fue a socorrer a la mujer que intentaba huir y había sido frenada por mis abrumadoras capacidades, mientras que otros tantos de los presentes revelaban quienes eran y a donde se dirigían, o con qué propósito, había una pequeña resistencia por parte de unos pocos de los presentes que se había quedado muy atrás de contestar, habiendo directamente ignorado mis palabras. Sonreía más abiertamente aun, seguro que los había dejado alucinados con mi genialidad.
Entonces la chica de los enormes pechos se puso a saltar quitándose la única tela que cubría su cuerpo, mostrando sus tetas agitándose sin control -¡SI! ¡¡Vivan los Cabos!!- grité, haciendo un gesto de entusiasmo llevando mi codo hacia atrás con el puño cerrado, pero no pude disfrutarlo mucho pues entonces fue cuando el samurai de las espadas mediocres me pidió con un grito que lo enfrentara, lo que hizo que me girase para verlo con una ceja arqueada y dejando de sonreír, mostrándome incrédulo, haciendo un sonido similar a una pedorreta con los labios desprestigiando sus palabras y pasando de nuevo a sonreír -Ninguno os merecéis a mis chi...- pero algo me interrumpió.

| PARAPARAPARAPARA PARAPARAPARAPARA PARAPARAPARAPARA | resonó desde mi vientre, haciendo que adoptara una mueca de disgusto -Agh ¿¡y ahora qué!?- dije sacando el Den Den Mushi de dentro de mi cinturón, descolgándolo | ¡KÁCHAP! | sonó desde el Den Den Mushi -¡Estoy ocupado! ¿Qué coño queréis ahora?- dije levantando el dedo índice, como pidiendo tiempo a los presentes | ¡Cállate pirata! ¿Lo has hecho ya? | dijo una voz gruesa desde el caracol -¡Noooo! Me he encontrado con una panda que dicen ser el Rey de los Piratas, un Revolucionario y un tiarrón cubierto de sangre, junto con otras mujeres y tipos desnudos sin importancia- dije mirando fijamente al Den Den Mushi molesto por la interrupción | Pues sácales una foto y deja de jugar, tienes que acabar con la epidemia antes de que llegue el barco o si no asum.. | colgué el Den Den Mushi antes de que la voz que daba órdenes desde el caracol pudiera decir algo más, volviendo a guardarlo dentro de mi cinturón y suspirando, sacando del mismo otro Den Den algo diferente -Estás de suerte, Sargentucho mediocre- dije, y desaparecí, apareciendo delante de él haciendo una foto a su rostro, repitiendo el proceso con todos los presentes. Por suerte la foto era sin flash y pude captar las caras de todos con bastante precisión y nitidez, volviendo al mismo punto de partida, sobre la cabeza de la bestia.

-¡Es una pena!- dije guardando el Den Den Mushi cámara junto al otro, de donde los había sacado -Me encantaría quedarme a jugar más con vosotros, pero tengo que ir a limpiar allí arriba- dije desapareciendo de nuevo, apareciendo junto a Sohem sacando de su vaina la katana que no estaba preparado para coger, cortando de lado a lado, desde la cadera derecha donde reposaban sus espadas, hasta su hombro izquierdo, dando un paso para que el samurai cayese hacia atrás, de espaldas, con el tajo en el pecho, subiéndome encima de su pecho y clavando la katana al lado de su cara, girándome para ver al resto -¡Nos volveremos a encontrar! ¡Disfrutad del Grand Line!- añadí, justo antes de mirar hacia el cielo y desaparecer rumbo a esa dirección, continuando mi marcha hacia la parte superior de las montañas, desapareciendo de allí.
 ! Mensaje de: Tucrow
El siguiente post será el martes día 14 de Agosto, a las 22:00 de la noche, por lo que volvéis a tener dos días para responder.
ObjetosMostrar
Den Den Mushi
Imagen – DEN DEN MUSHI
Ficha técnicaMostrar
– PRECIO: 500 berries.

– DESCRIPCIÓN: Principal método de comunicación. Estos son semejantes a los caracoles y su tamaño varía entre los 4 y 5 cm. Como las mascotas los Den Den Mushi tiende a parecerse a sus amos, pero estos de manera física, cogiendo sus características faciales y haciéndolas suyas.

– REQUISITOS:
  • Inteligencia: 5 puntos.
Camera Den Den Mushi
Imagen – CAMERA DEN DEN MUSHI
Ficha técnicaMostrar
– PRECIO: 1.000 berries.

– DESCRIPCIÓN: Semejante en forma y tamaño al Den Den Mushi, con la diferencia de que este permite inmortalizar momentos en forma de fotografía o de video, solo se es posible verlos interactuando directamente con los Camera.

– REQUISITOS:
  • Inteligencia: 5 puntos.
Ataque a SohemMostrar
El ataque que le hago a Sohem lo hago con la katana básica que lleva en el costado, no con su arma personalizada.
Según el arma (20PS) y mi fuerza (150) y destreza (200) supero los requisitos por 17. 17x3=51 y 51+20 son 71.
Por lo que hago un daño de 71PS. Esto es el 68% de su vida total, de modo que no llego a partirte en dos (por un 2%), y por consiguiente no mueres, pero es un corte con una fuerza que supera tu constitución por mucho, por lo que es un corte grave. No hace falta ni calcularlo.
Esto te restará 50PS en el siguiente turno (este que toca no, el siguiente, según las normas) por el sangrado.
Dado que te he restado 71 y tienes 104 de vida, con este corte quedas con 33 de vida.
De igual forma, debido a que tienes 21 de Voluntad, y 31 de Constitución, para caer inconsciente tu vida deberá llegar a -21 y para morir, a -31.
Con el sangrado en el siguiente turno quedarás a -17. Derrotado, pero ni inconsciente ni muerto. Si el sangrado dura un turno más, morirás irremediablemente.
Por suerte para ti hay médicos allí que pueden parar tu hemorragia... si es que te lo has ganado y ellos quieren.
ResumenMostrar
¡Tengo que irme! ¡¡Órdenes de arriba!!
Ataco a Sohem y me marcho, pero antes os he sacado una foto a todos y puede que con esto os convirtáis en gente buscada... ¡Dependiendo de lo que hayáis hecho! Recordad que lo he observado todo.

Revolucionario
Mensajes: 257
Rango: Sargento

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Galadhwen » Dom Ago 12, 2018 8:36 pm

-Y yo soy Galadhwen Nanashi, sargento del ejército revolucionario. Me encargaré personalmente de llevar a la familia Drakulia y a todos y cada uno de los tenryuubitos a la desgracia con ella – grité inmediatamente después de que Sohem emitiera su desafío. Mi guerra personal había sido declarada. Las palabras salieron de manera involuntaria, adelantándome hasta quedar por delante del vikingo, ocupando ahora la primera fila de ataque en mi lado del cabo. La familia Drakulia había sido la que siendo niña me había raptado, alejándome de todo cuanto conocía para someterme como esclava. No pensaba dejar que Sohem peleara solo contra aquel tipo. El desconcierto del momento hizo que pasara por alto la revelación de que mi hermano poseía el mismo rango que yo en la facción contraria al gobierno.

Las palabras de Tucrow fueron interrumpidas por el sonido de un Den Den Mushi. Haciendo caso omiso de todos nosotros comenzó una conversación a través del caracol. El menosprecio que mostraba por todos nosotros era tan irritante como su fanfarronería. Nuevamente comenzó a aparecerse delante de todos y cada uno de los presentes, pero en esta ocasión no dijo nada y con un Camera Den Den Mushi nos tomó una foto. Todo pasó tan rápido que no fui capaz de lanzar un puñetazo hacia él cuando se posó ante mí. Lo observé con rabia de nuevo sobre la cabeza del animal decapitado, insultando a mi hermano. ¿Allí arriba? ¿Se estaba refiriendo a las moscas? Una nueva explosión morada lo situó frente a Sohem. A cámara lenta vi como el Sichibukai desenfundaba el arma del samurái y lo hería de muerte con su propia katana – SOHEM – grité con todas mis fuerzas. Sin pensarlo dos veces me lancé a la carrera para llegar hasta el otro cabo gemelo a través del puente que aquella escoria del gobierno había creado de forma accidental. No me importaba lo que me ocurriera, tenía que salvar a mi hermano.

Trataría de llegar lo antes posible e inspeccionar el corte. Se trataba de un corte grave que terminaría con su vida en pocos minutos si no hacía algo - ¡Vendas! ¡Necesito vendas joder! ¡Y debe haber un kit de primeros auxilios por ahí tirado! ¡Y buscad aguja e hilo!– grité con la intención de que alguien me acercara lo que había pedido. La fuerza del grito sería suficiente para que se escuchara en ambos cabos. En el cilindro había quemado mi kimono, por lo que no tenía más ropa que la puesta. En caso de no llegar rápidamente mi pedido me desharía del mono, quedando vestida únicamente con un tanga amarillo como prenda, para colocarlo en el corte y así tratar de taponar la herida y ganar algunos segundos hasta que pudiera encontrar otra forma de cortar la hemorragia – No te mueras, por favor – le pedí al samurái con lágrimas recorriendo el rostro y cayendo sobre su torso – Te voy a curar, te prometo que te voy a curar.
ResumenMostrar
Le grito a Tucrow y salgo corriendo para tratar de curar la herida de Sohem.

En mi inventario poseía un Kit de Primeros Auxilios. Al inicio del evento se me dijo que solo tenía lo que llevara encima, pero dadas las circunstancias me gustaría volver a preguntar si alguien pudiera encontrarlo en alguna parte de algún cabo tirado. Y ya que estamos, si puedo obtener de alguna manera aguja e hilo.
Imagen
Powered by Sand Factory.~
Narro ~ Hablo ~ Pienso
¡TE REVIENTO!Mostrar
Imagen

Civil
Mensajes: 39
Rango: Grumete

Ficha

Re: [LOS CABOS UNIDOS] Evento - Fase final. Tema global.

Mensajepor Egil » Dom Ago 12, 2018 9:03 pm

Tras las palabras de Égil, más gente explicó lo que buscaban en aquellas aguas. Esta vez respetando una suerte de turno de palabra que suponía un cambio radical en aquellos lares. Lo que llamó la atención del león, o más bien, lo que escuchó con verdadero interés, fue lo que decía su compañero vikingo. Sí. Tenía razón. Revelar información no servía de nada. Égil no había sido de todas formas completamente sincero. Sí, era codicioso y quería todo aquello, pero tenía más objetivos en aquellas aguas. Había más cosas que quería buscar. No le dijo nada en respuesta, claro. Si algún día le pedía explicaciones el león se las daría sin ningún problema. Lo último que necesitaban era provocar a aquel imbécil prepotente para acabar muertos antes de tiempo. Mientras Égil sopesaba cómo sería una futura conversación con su buen amigo, un grito le interrumpió. —Ya estaban tard...¿Qué?—. Interrumpiéndose a sí mismo, Égil se encontró mirando una escena extremadamente absurda. Una de las mujeres del cabo se había quitado la ropa que había usado antes para cubrirse y había empezado a bailar como una loca, haciendo movimientos cuya complejidad escapaba a la ya no tan mermada mente del león. —Sin duda esta mujer está como una cabra. —pensaba mientras se cruzaba de brazos. Estuvo meditando un rato en aquella situación. Él era un pirata. Aquella una mujer con problemas mentales. La ecuación le estaba gritando una respuesta muy sencilla, pero se encontraba en un cabo lleno de moralistas. Gente que, envueltos en el agradable manto de las prescripciones morales de una sociedad civilizada, actuarían sin duda en consecuencia ante sus delictivas ideas.

Claro, encontraría apoyo de Rag, pero no quería causarle más problemas a su compañero. Decidió entonces descartar la idea de secuestrar a aquella mujer y aprovecharse de cualquiera que fuese la dolencia que afligía su cabeza para centrarse en lo que estaba ocurriendo. Por haber estado mirando a aquella muchacha se había perdido algunas presentaciones. Actualmente estaba hablando un señor que quería comer en el Grand Line. Aquellas personas estaban como putas cabras. Entonces Sohem Nanashi, hijo de Ryu Nanashi, se presentó a viva voz, exigiéndole a Tucrow que le enfrentase y presentándose como un revolucionario. Nunca había escuchado nada específico de ellos, solo que el gobierno los tachaba de terroristas y ello quería decir, sin lugar a dudas, que probablemente no eran mala gente. El desenlace de aquello estaba más que claro, de modo que Égil fue alternando la atención de su ojo entre Tucrow y Sohem. Estaba esperando la implosión violácea, el golpe mortal y las lágrimas desesperadas de la gente. Tal vez podrían aprovechar la confusión para escapar. Tras la alabanza al tetamen de la desquiciada, Tucrow fue interrumpido por una llamada. El tema de la conversación fue complejo de discernir. Hablaban de una epidemia. Al parecer Tucrow tenía que lidiar con ella y se había encontrado con nosotros, tras lo cual decidió tomarse un descanso. Tras colgar el aparato, decidió que era el momento de despedirse, no sin antes hacer que Sohem Nanashi, hijo de Ryu Nanashi, pagara por su osadía. El shichibukai ni siquiera se esforzó. Le quitó la espada al revolucionario de su vaina y le cortó en el torso con ella como si no fuera más que un insecto a su lado. La sangre salpicó el suelo a varios metros de distancia. Acto seguido, Tucrow clavó la espada al lado de la cara de Sohem, el cual se cayó tras recibir el impacto de semejante corte. Finalmente, tras despedirse, decidió desaparecer.

Égil tardó unos segundos en hacer su primer movimiento, porque no estaba del todo seguro de que el muchacho se hubiera ido. Una vez creyó que así era, se acercó a Rag. —Vamos a arreglar uno de los barcos rápido para poder salir de aquí. A no ser que quieras robarle al viejo del faro. —sugirió el león, ignorando el cadáver del samurai. Tras unos segundos, Galadhwen fue a socorrerle. Parecían conocerse, pero no le dio importancia.


Volver a “Los Cabos Gemelos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Alain y 2 invitados